La fiesta que se realizó el pasado jueves por el aniversario de la ciudad sirvió al municipio para mostrar a los vecinos la culminación de la primera etapa de la obra de revalorización del Parque Adán Quiroga. Además la comuna ya inició la segunda etapa, que implicará mejoras para el sector norte del Parque.

El secretario de Ambiente y Espacios Públicos de la comuna, Nicolás Verón, se mostró gratificado por la decisión de festejar el aniversario de la ciudad en ese lugar y destacó la refuncionalización del lago artificial, que se reactivó recientemente y se convirtió en uno de los sitios más visitados del Parque, donde la familia elige pasar sus tardes.

El funcionario destacó el rosedal, donde se plantaron más de 1.000 plantas de rosas, y la reparación de la glorieta como parte de la primera etapa de las obras previstas. A su vez remarcó la importancia de que el proyecto fue consensuado con los vecinos, ya que se realizaron audiencias públicas en donde lo mostraban y la gente podía aportar sugerencias. “Ya comenzamos con la segunda etapa, en la parte que está hacia el norte del Parque, donde se realizó una deforestación selectiva y esperamos las lluvias para sembrar y armar los estacionamientos, iluminación y demás mejoras” indicó. En esa línea remarcó que se recuperó el sistema de riego del parque, como así también sus canales internos. “Cuando llegamos vimos que el lago estaba muerto, como un estanque sin agua. Ahora recuperamos los canales que lo abastecen y le dimos oxigenación” destacó.

A la vez, Verón adelantó que se pondrá un tren que hará un recorrido interno del Parque y también la Secretaría colocará estaciones temáticas y educativas, con las que se buscará concientizar acerca del cuidado de los espacios verdes y del medio ambiente.

La primera etapa también incluyó la construcción de una caminería en el óvalo central para personas con problemas de movilidad, se colocaron más gimnasios, se mejoraron los juegos y se cambió toda la iluminación, además de agregar mayor cantidad de luminarias (con sistema led) para que también el Parque pueda ser utilizado en horario nocturno.

A su vez se cerró con rejas el óvalo central, para que no ingresen los vehículos, y sea solo para el uso de los que realizan actividad deportiva y en particular el ciclismo.

En sus observaciones y aportes, los vecinos que participaron de las audiencias públicas habían apuntado principalmente a la necesidad de que sea un espacio seguro y que cuente con la iluminación apropiada.

El parque, en un principio, tenía más de 500 hectáreas de espacio, que posteriormente y con el pasar de los años se fueron reduciendo hasta las 90 hectáreas con las que cuenta ahora.

“El Parque es un gran proyecto del intendente para ponerlo en valor y recuperar aquellos espacios verdes que estaban abandonados, con falta de mantenimiento o sin obras nuevas. Es un espacio que lo queremos recuperar al 100% para que la gente lo use” indicó el secretario de Obras Públicas, Eduardo Niéderle.