Un grupo de jóvenes profesionales y científicos del centro tecnológico de Cataluña Eurecat han diseñado el prototipo de un piano profesional portátil, que cabe en una mochila, se conecta al móvil y permite interpretar música en cualquier lugar y compartirla.Los impulsores de este mini-piano, denominado “PocketPianno”, quieren empezar a comercializarlo el próximo año. El instrumento se presentará en primicia en la edición de la feria IoT Solutions World Congress, que se celebra esta semana en Barcelona.La previsión de los impulsores es hacer una producción inicial de entre 500 y 1.000 unidades del instrumento, que cuenta con Tecnología de Internet de las Cosas (IoT) y que dispondrá también de una maleta diseñada especialmente para llevarlo.El instrumento se puede conectar al teléfono móvil para grabar interpretaciones, leer partituras en tiempo real o compartir piezas y también está dotado de auriculares para escuchar la música en la modalidad de sonido inmersivo binaural.PocketPiano, que se comercializará con una caja de 20 x 20 x 42 centímetros, desplegado tiene unas dimensiones de 16,4 centímetros de ancho y 131 centímetros de largo y también tendrá pedales.El piano “ofrece una solución única para poder tocar en cualquier lugar un instrumento de dimensiones tan grandes como sería un piano”, explica Josep Bergadà, uno de los impulsores del proyecto. El “PocketPiano” ha conseguido diferentes reconocimientos del mundo del emprendimiento tecnológico, entre los que figura la oportunidad que les ofreció TechCrunch Disrupt que les llevó a hacer una presentación en Silicon Valley, en San Francisco (EEUU).”No es un juguete, sino un piano profesional. Por esta razón, hemos invertido muchos esfuerzos en diseñar los sensores a fin de poder replicar la sensación del piano de madera a partir de la percusión de cada elemento”, detalla Bergadà.La idea surgió cuando Bergadà comenzó a tocar el instrumento, lo que le generó “la necesidad vital” de poder ensayar allí donde estuviera y se encontró que tener esta opción “era una cosa muy difícil”.El proyecto ganó el premio Creatic del Tecnocampus hace dos años y fue finalista de los premios UPF Emprèn, mientras que el pasado mes de julio PocketPiano fue finalista en el premio Aijec a la mejor iniciativa empresarial.