Para poder lograr emitir cero emisiones, se tendrán que invertir 50 trillones de dólares.