Luis Alberto Zamora fue detenido ayer durante un procedimiento de la división Investigaciones en la vecina provincia de Santiago del Estero. El sujeto es el otro sospechoso de millonario robo a la distribuidora de bebidas Quilmes.
Según informaron fuentes policiales, la aprehensión se produjo en el barrio Manzione de la ciudad de Añatuya, cuando salió de su domicilio a comprar bebidas alcohólicas.
Durante la jornada de hoy Zamora sería trasladado a esta provincia, donde deberá responder por el delito de robo agravado por el uso de armas en calidad de coautor, trascendió de las mismas fuentes. 
Al cierre de edición, personal policial de Catamarca realizaba una serie de allanamientos ordenado por la fiscal María Emilia Ganem de Añatuya, pero con resultados negativos en relación con la búsqueda del abultado botín.
Los pesquisas, en colaboración con sus pares de la vecina provincia, lograron identificar a Zamora, quien se ocultaba en una casa del barrio antes mencionado y tras un operativo cerrojo lo aprehendieron.
Cabe recordar que el sábado 20 a la noche, ambos sospechosos -vestidos de policía y encapuchados- habrían ingresado al depósito de la conocida distribuidora de avenida Alem al 600 y, tras reducir a la propietaria y un empleado, lograron apoderarse de una importante suma de dinero que superaría el millón de pesos.
Tras una rápida pesquisa de efectivos de la división Investigaciones, el pasado miércoles lograron aprehender a un empleado policial (mientras cumplía servicio), el cual sería uno de sospechosos que quedó implicado en el caso.