Compartir
juez Carlos Alberto Roselló de la Cámara Penal Nº 1, juez Carlos Alberto Roselló, Machetero Catamarca
juez Carlos Alberto Roselló de la Cámara Penal Nº 1, juez Carlos Alberto Roselló, Machetero Catamarca

El juez Carlos Alberto Roselló de la Cámara Penal Nº 1 decidió hacer lugar al pedido de la defensa de Mario Ibáñez, el joven que agredió brutalmente a sus tías con un machete en un campo de la localidad de Los Molles (Santa Rosa) y ofreció 700 pesos a las víctimas para evitar el juicio en su contra.

En su resolución el magistrado, además de la suma de dinero, le impuso una serie de restricciones entre las que se destaca abstenerse de consumir alcohol y drogas, acudir a lugares de dudosa moralidad y sobre todo le prohibió tener contacto con las víctimas, todo ello por el término de tres años.

Cabe recordar que Ibáñez está acusado de lesiones graves en dos hechos en concurso real y según informaron fuentes judiciales, el pedido de suspensión de juicio a prueba fue avalado por el fiscal Silva Molina.

El hecho de graves características sucedió el 2 de octubre del año pasado, cuando un episodio familiar se tornó violento y concluyó con las dos mujeres hospitalizadas tras ser agredidas con un machete por su sobrino.

Según las mismas fuentes, aquel día el sobrino e Irma habrían mantenido una acalorada discusión y el hombre extrajo el arma  de entre sus prendas y la agredió brutalmente.

Luego, su hermana Eleodora, quien habría observado la agresión a los pocos metros, intentó ahuyentar a su sobrino, pero no pudo defenderse y fue atacada también.

Producto del cobarde ataque, ya que de acuerdo a lo que se pudo averiguar las mujeres estaban solas en ese momento, la víctima sufrió un corte profundo en la nariz y en la frente, hecho que le comprometía seriamente la vista.

juez Carlos Alberto Roselló de la Cámara Penal Nº 1, juez Carlos Alberto Roselló, Machetero Catamarca
juez Carlos Alberto Roselló de la Cámara Penal Nº 1, juez Carlos Alberto Roselló, Machetero Catamarca

En el aberrante episodio de violencia habría intervenido una de las hijas de las víctimas, de 16 años, quien se encontraba en el domicilio en ese momento y pudo observar el ataque por parte de Ibáñez. La joven intercedió y finalmente puso en fuga a su propio primo.

Las víctimas, a través de su querellante, hicieron saber su repudio ante la decisión del magistrado y adelantaron que casarán el fallo ante la Corte de Justicia.

El caso en un principio era investigado por el fiscal ahora separado de su cargo, Roberto Mazzucco, pero finalmente Víctor Figueroa resolvió elevar la causa a juicio mientras subrogaba al primero.

Lo curioso es que el abogado de Ibáñez en esta oportunidad es el letrado Acuña, quien ahora es socio de Mazzucco en el mismo estudio jurídico.

La causa llegó hace unos meses a la Cámara Penal Nº 1 y el juez Roselló finalmente se inclinó por conceder el beneficio para el imputado, atento a la falta de antecedentes penales computables, aunque cabe destacar que en la misma resolución se aclara que ante cualquier incumplimiento el fallo queda interrumpido.