Branded Entertainment Network (BEN) es una compañía fundada en 1989 por Bill Gates que actualmente colabora con las productoras para enseñar productos discretamente en series y películas. Este tipo de publicidad cada vez es más popular gracias a la recopilación de datos y al aumento de la visualización de contenido multimedia por streaming.

La televisión tradicional en la que los consumidores deben sentarse a una hora determinada para ver un capítulo de su serie favorita con anuncios cada vez está más anticuada. Ahora, muchas personas se están pasando a las subscripciones de Netflix, Prime Video, HBO, Filmin, entre otros servicios de transmisión.

Estas plataformas multimedia tienen una clara ventaja para los usuarios: carecen de anuncios convencionales. Sin embargo, para los publicistas esta situación es más bien una desventaja y se han visto obligados a recurrir a la colocación de productos en las series de éxito.

David Schweidel, profesor de marketing de la Universidad de Emory (Atlanta, Estados Unidos) explica a Bloomberg la situación: “Es posible que ya no me exponga a la publicidad televisiva tradicional. Por lo tanto, la colocación de productos se convierte en la forma de reducir los costos asociados con la producción cuando no tiene publicidad que lo respalde”.

Las películas con mayor dinero recaudado por colocación de productos, según Concave Brand Tracking.
Las películas con mayor dinero recaudado por colocación de productos de 2020, según Concave Brand Tracking.
Bloomberg

Estos productos que aparecen en las series de las plataformas multimedia forman parte de un negocio que utiliza la tecnología para encajar la publicidad a los usuarios, basándose en estrategias de datos.

Los anunciantes intentan que sus productos tengan relación con la historia que se cuenta en la película o serie. No obstante, también intentan presentar sus artículos promocionados a aquellos consumidores a los que les pueda interesar.

En la actualidad, las oportunidades publicitarias para un amplio y diverso número de personas no son tan posibles como ocurre en el prime time de la televisión. Pese a ello, la audiencia de los servicios multimedia por streaming consumen contenido más personalizado. A menudo, los espectadores visualizan aquello que el algoritmo de Netflix les recomienda.

BEN, la tecnología de Bill Gates

El sistema de la compañía BEN del empresario Bill Gates está basado en inteligencia artificial y el aprendizaje automático a través del cual puede precisar qué nuevas series, películas o programas se convertirán en éxito. Una vez analizados los futuros triunfos multimedia, la empresa se lo comunica a Frito-Lay y otras empresas que buscan anunciar sus productos o marcas a través de series o películas.

La empresa Branded Entertainment Network planea asociarse con la compañía 605, la cual recopila información de decodificadores y televisiones inteligentes.

En los productos anunciados en series y películas de Netflix y demás servicios por streaming, BEN tiene la posibilidad de anunciar distintos productos, según el espectador y su ubicación geográfica.

Si puedes navegar por el contenido y tienes la tecnología para poder determinar la prioridad y predecir cómo dirigirte mejor a tu audiencia, literalmente puedes tener el impacto de un anuncio de la Super Bowl cada semana”, apunta Ray Butler, director ejecutivo de BEN para el artículo de Bloomberg.

Se estima que el gasto mundial en colocación de productos aumentará un 13,8% en 2021 con respecto al año anterior, lo que supone unos 23,3 mil millones de dólares.

Mientras sigamos obteniendo rendimientos positivos de la colocación de productos pagados, y el comportamiento del consumidor continúe girando hacia el consumo de medios en entornos sin publicidad, anticipo que habrá más inversión”, ha asegurado James Clarke, director senior de estrategia de medios en Frito-Lay North America.

púntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.