Valoración:

Redmi Note 10

Dentro del enorme catálogo Xiaomi, los teléfonos Redmi gozan de buena aceptación por su calidad a precios seductores. La receptividad que suelen favorecer queda fijada al usar el Redmi Note 10, el modelo base de la nueva familia, un móvil que ofrece lo que se desea hallar en el nivel medio y el cauce económico. Lo que da por 200 euros satisface con creces.

La trasera del Redmi Note 10 con su brillo en acción
La trasera del Redmi Note 10 con su brillo en acción
(20Bits)

De primeras el Redmi Note 10 conquista en virtud del diseño y el acabado de su trasera, con un cautivador efecto brillo. No obstante, luego se comprueba la facilidad con la que se ensucia (las huellas…), hecho que atempera la sugestiva sorpresa inicial sin por ello rebajar la afinidad. Esta también brota desde un principio por la agradable sensación al cogerlo y manejarlo. El dispositivo pesa 178,8 gramos, lo mismo que el Note 10S, los más ligeros de la serie.

El dispositivo 4G (no confundir con su homónimo con 5G) tiene en el lateral derecho el control de volumen y el sensor de huella digital, que funciona con rapidez. Los marcos están presentes, y en ese sentido el panel podría haberse extendido un poco más, si bien exhiben una plasmación depurada y no molestan en absoluto.

La pantalla del Redmi Note 10
La pantalla del Redmi Note 10
(20Bits)

Luce una pantalla Amoled (novedad respecto a sus predecesores) de 6,43 pulgadas protegida con Corning Gorilla Glass 3 que depara una buena experiencia. Se hubiera redondeado con una fluidez de al menos 90 Hz como la del Redmi Note 10 5G pero, por equilibrar, el panel de su mellizo no es Amoled. Además, en este caso la ausencia de mayor tasa de refresco no desmerece la inmersión.

Las cámaras

Perforada en la parte superior central de la pantalla aparece la cámara para selfis, de 13 megapíxeles. En el vistoso módulo de la trasera, con tres partes diferenciadas, figuran cuatro sensores: el principal de 48 MP, un ultra gran angular de 8 MP y campo de visión de 118 grados, uno macro y uno de profundidad, ambos de 2 MP.

Fotografía tomada con el Redmi Note 10
Fotografía tomada con el Redmi Note 10
(20Bits)

Pierde en comparación con los 64 MP del Note 10S y sobre todo los 108 MP del Note 10 Pro, en otro rango al respecto, lo que no significa que no dé un buen resultado. Al contrario, ya que en su apartado de fotografía y de vídeo, definido por una app ajustada a lo reconocible, cumple y convence. Muchas veces tampoco se necesita más.

Con el procesador Snapdragon 678 en su interior, integra una batería de 5.000 mAh, capacidad estimable y bastante habitual en el mercado, con carga rápida de 33W. Este último aspecto refleja uno de los saltos frente a la generación anterior (el Redmi Note 9 soportaba 18W). Sin ser rompedora, su velocidad agrada. Más de uno se lo preguntará, y sí: el adaptador está incluido en la caja.

El Redmi Note 10 viene con sistema operativo Android 11 según MIUI 12, personalización Xiaomi que tiene su punto, como se descubre si no se está familiarizado. Su configuración básica se rige por 4 GB de memoria RAM + 128 GB de almacenamiento interno. 20Bits ha probado la versión de 6 GB + 128 GB.

El Redmi Note 10 con su caja
El Redmi Note 10 con su caja
(20Bits)
Ficha técnica del Redmi Note 10 (aspectos básicos)

  • Pantalla: 6,43 pulgadas​ (Amoled)
  • Configuración: 4 GB + 128 GB / 6 GB + 128 GB
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 678
  • Cámaras traseras: 48 MP + ultra angular 8 MP + macro 2 MP + profundidad 2 MP
  • Cámara frontal: 13 MP
  • Conectividad: 4G
  • Batería: 5.000 mAh con carga rápida de 33W (cargador en la caja)
  • Sistema operativo: Android 11 (MIUI 12)
  • Otros elementos, altavoces duales, toma de auriculares, sensor de huella digital en el lateral, sensor de infrarrojos
  • Peso: 178,8 gramos
  • Precio: desde 199,99 euros

PUNTUACIÓN 20BITS: 7,5/10

  • Lo mejor: las buenas sensaciones generales.

    ​Lo peor: quizá le falta mayor ambición.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.