El comisario Jorge Alberto Chayle, condenado por violencia de género en 2019 y quien fue reincorporado a la fuerza en 2020, contrario a ser dado de baja como lo indica la norma policial, volvió a quedar en la mira de la Justicia tras estar al frente de un irregular procedimiento. El 25 de marzo pasado hizo entrega de una camioneta, sin autorización del fiscal de turno. El rodado es propiedad de Lucio López, el reconocido folclorista que fue encontrado en un barranco en el paraje Chamorro en Ambato. El lunes el jefe de la Unidad Regional N°1 se hizo presente en la Comisaría de El Rodeo y ordenó medidas disciplinarias a los oficiales que realizaron las actuaciones, quienes trabajaron bajo el mando de Chayle.

El 25 de marzo pasado el conocido folclorista Lucio López (59) fue encontrado herido, estaba desaparecido desde el miércoles 24 de marzo a la tarde cuando salió de su casa; su hija había radicado la denuncia en la Unidad Judicial N°5.

López finalmente fue encontrado alrededor de las 15.30 en el lugar mencionado. La camioneta Ford EcoSport blanca en la que se trasladaba López estaba estacionada al costado del camino con todas sus pertenencias, las llaves, la billetera y el celular. López se encontraba solo con su ropa interior. Al parecer habría abandonado el vehículo y dejado la puerta abierta.

El hombre fue asistido por la médica de la localidad de Las Juntas, estaba deshidratado e hipotérmico. Fue trasladado en forma urgente hacia un centro hospitalario de mayor complejidad.

Según la información a la que accedió El diario Ancasti, Chayle hizo entrega de la camioneta de López ese mismo día -25 de marzo-. Se la entregó a un comisario retirado familiar de López. Según las actuaciones, lo hizo con conocimiento del fiscal de turno Horacio Brizuela. Sin embargo, en la semana, el fiscal habría solicitado informes sobre el rodado pero grande habría sido su sorpresa cuando se anotició de que el rodado había sido entregado, pues él nunca había dado la orden.

En base a eso, el lunes, el jefe de la Regional N° 1, comisario Ramón Antonio Ponce, se presentó en la comisaría El Rodeo para llevar a cabo una inspección de lo actuado. Allí habría determinado serias irregularidades en las actuaciones realizadas por los policías. Como primera medida ordenó sanciones disciplinarias para el oficial instructor y para el superior de turno, quienes trabajaron bajo las órdenes de Chayle. Por esto no se descarta que lo mismo se extienda a Chayle, quien hasta el 26 de marzo, (al otro día del hecho) fue trasladado a otro destino.

En tanto se conoció que ante lo sucedido el fiscal Horacio Brizuela citó a los policías que llevaron a cabo las actuaciones y solicitó informes sobre lo mismo. El Jefe de Policía también tomó conocimiento de los hechos.

Chayle y su prontuario de hechos

El comisario Chayle había sido beneficiado con una probation en una causa por “abuso de armas” por el Juzgado Correccional de Primera Nominación, donde le dieron dos años en el tiempo del cumplimiento, pero cometió otro delito, por lo que esa probation quedó sin efecto.

Chayle se encadenó frente a la Jefatura de Policía por los descuentos que se le realizaban por el sumario iniciado tras la denuncia de su mujer.

Fue condenado a la pena excarcelable de dos años y cuatro meses de prisión por el delito de violencia de género cometido contra su mujer. Fue juzgado por “amenazas”, “lesiones leves” y “desobediencia judicial”.

El jefe de Policía Daniel Avelino Caliva ordenó levantar la situación de disponibilidad y lo reintegró a sus funciones.

Fuente. Diario El Ancasti

Daniel Avelino Caliva encargado de la reincorporación de Chayle. ( Foto Archivo Diario El Ancasti )
Comisario Jorge Alberto Chayle ( Foto Archivo Diario El Ancasti )