cementerio de Santa María

Una familia denunció la desaparición de un féretro de una bóveda del cementerio de Santa María.
La presentación fue realizada el domingo y la familia apuntó contra el intendente santamariano, Juan Pablo Sánchez.
La familia buscó asesoramiento legal y designó al abogado Oscar Romero, quien manifestó que “los denunciantes visitaron el cementerio municipal por conmemorarse una fecha especial y no encontraron a su difunto”.

Romero dijo que en un cuaderno de la administración la familia verificó que la mujer “se encontraba anotada con la fecha de su defunción, pero no tenía número del nicho”. Dijo que la situación se “agrava” porque la municipalidad “autorizó el traslado de un cadáver para otra bóveda con el mismo número”, pero remarcó: “Era un joven que no tiene nada que ver con la mujer”. “Por más que nos entreguen el cuerpo no vamos a saber si corresponde a la esposa. Va a haber que hacer más de una exhumación de cadáver, encima hay un hombre que se confundió y en vez de llevar a su hijo a llevó una mujer. Él va a tener que venir del sur del país para decirnos dónde está el cuerpo”, añadió Romero.