Ya casi todos los coches disponen de un dispositivo de ayuda en el aparcamiento, que, mediante sonidos, advierte de la presencia de otro coche, la pared, etcétera. Ahora piensen en ese mismo sistema, pero aplicado a los humanos. Quizás sea el momento de que las personas ciegas digan adiós al bastón y hola a este arnés que les avisa si hay obstáculos.

El audífono se ha probado en un oído artificial con resultados muy esperanzadores

La startup Strap Technologies ha sido la encargada de poner en el mercado este dispositivo que tanto puede ayudar a los invidentes en su día a día. Es una correa, que se engancha al cuello de la persona y avisa, mediante sonidos y vibraciones, siempre que haya un riesgo inminente. Se puede comprar en la web de Strap por 750 dólares.

La correa para personas ciegas tiene un sensor de movimiento que detecta cuando el portador está parado y se apaga automáticamente para ahorrar batería. Cuando retoma el movimiento se enciende también de manera autónoma. La batería de estedispositivo para invidentes dura un día.

Con este dispositivo, las personas invidentes podrán dejar de usar el clásico bastón.
Con este dispositivo, las personas invidentes podrán dejar de usar el clásico bastón.
Strap

Retroalimentación háptica para detectar escaleras y todo tipo de peligros

Las personas que se hagan con una de estas correas tienen acceso a una guía de instrucciones, que simula escenarios reales, para que el usuario sepa cómo interpretar las vibraciones y los sonidos, es decir, los avisos de la correa. Para ello, sólo hay que conectar los auriculares al puerto ubicado en la parte superior derecha del dispositivo.

Hori Flex es un mando accesible para personas con discapacidad

En la propia página web de Strap explican que la correa envía información a tiempo real si existen peligros a la altura de la cabeza, del pecho o por debajo de la cintura. Estos riesgos pueden ser agujeros, escalones o cualquier elemento con el que haya un riesgo de choque.

Por tanto, gracias a la retroalimentación háptica permitirá a la persona invidente subir y bajar escaleras agarrándose a la barandilla, ya que no llevará bastón. En esta misma línea, la correa de Strap otorga mayor libertad a sus usuarios, puesto que, al no tener bastón, tienen la posibilidad utilizar las manos para otras cosas.

Se puede escribir en braille donde quieras: correos electrónicos, mensaje de texto, redes sociales...

Por añadidura, los sensores proporcionan información tendente a que la persona lleve una línea recta y, así, evitar desvíos involuntarios, sobre todo en largas distancias. 

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.