Tras los serios incidentes y previo a retirarse del lugar la totalidad de los
manifestantes, Walter Arévalo dialogó con la prensa y se refirió al accionar policial:
“Esto queda claro, es la lucha de los trabajadores. Siempre recuerdo que nosotros no
traemos a nuestra pareja, a nuestros hijos, como hacen estos muchachos, sacan la
pistola para conseguir un aumento de sueldo”.

Walter Arevalo, SOEM
Walter Arevalo, SOEM

“No nos olvidemos que estos -por los policías- pusieron a la provincia en un estado
de sitio por no tener las pelotas suficientes de discutir con quien tenían que discutir
un aumento de sueldo, pero así justifican lo que cobran, cagando a tiros y a palos a
los trabajadores, porque solamente responden y son contratados para cuidar a estos
zánganos que están adentro”, dijo Arévalo.
Luego, con respecto a los ediles, el gremialista expresó que “hay mujeres que ganan
6 a 10 mil pesos todos los meses y son usados por todos estos zánganos que están
adentro y que ganan 180 mil, más lo que ganan las mujeres, 80 mil por ser directora,
y esos -los policías- cuidan estos tipos”.
Seguidamente, ya sobre los incidentes, Arévalo dijo que esto se debe a la “molestia”
de los trabajadores porque, según explicó, “los concejales siguen dando vueltas, se
echan la culpa, piden un informe de viabilidad para ver si hay que considerar a esta
gente, que les sirve para la política desde hace 8 años”.
“Si fuesen verdaderos representantes del pueblo, partiendo de no mentir, nosotros
estaríamos aquí discutiendo de otra manera, pero lo único que tienen son buenos
modales hacia fuera, pero por dentro son una manga de chantas que hoy están allí
adentro viendo a quién le van a hacer un homenaje, pero no le van a solucionar los
problemas a nadie”, enfatizó el gremialista.