Obra calle República

El director general de Planeamiento de la Secretaría de Urbanismo e Infraestructura de la Municipalidad de la Capital, brindó detalles de los trabajos que se realizan en calle República, y recordó que no sólo fue oportunamente debatido con los vecinos, sino que cuenta con la aprobación del Concejo Deliberante.

“Me gustaría destacar que esta obra responde al plan que se aprobó en el 2003 por parte del Concejo Deliberante a través de la ordenanza 3689, de base del Plan Urbano ambiental de San Fernando del Valle de Catamarca, en la gestión de Luis Rebellato, que continuó Ricardo Guzmán. En el plan participaron los ciudadanos, e incluso se llevaron a cabo talleres participativos con los vecinos, en los cuales se reconoció la necesidad de intervenir en el centro de la ciudad”, puntualizó.

Explicó por ello que “lo que está haciendo esta gestión de manera responsable es tomar la iniciativa que da la ciudadanía, que se ha expresado sobre los problemas que hay en el centro. Esto tiene que ver con la degradación medio ambiental que está sufriendo el mundo, y las obras responden a la convicción de poner por delante el cuidado del medio ambiente y la seguridad de los peatones y ciclistas. El proyecto fue redactado por el Consejo Federal de Inversiones en las universidades de Catamarca y Córdoba, o sea que tiene un sustento de ejecutividad del plan, y nosotros estamos llevando adelante luego de muchos años los proyectos necesarios para dar cobertura a estas soluciones”.

Varela precisó que “en principio la obra alcanzaría 4 cuadras de la calle República, donde se avanza con ensanchamiento de la calzada se produce una reducción del tránsito vehicular, obliga a que los vehículos vayan más despacio y en consecuencia que los peatones tengan más seguridad”.

Cabe destacar que la configuración de esta vía no ha cambiado en relación con lo que era anteriormente, porque “antes había un carril de estacionamiento en línea sobre cordón, y una vía para desplazarse. Este carril era de 4,50 metros y lo hemos reducido a 3,40 metros, todo basado en evidencia técnica que establece vialidad nacional para desplazamiento a 40 km por hora, la velocidad permitida en el centro. Lo que se ha sacado es ese espacio que antes, en infracción, los vehículos usaban para estacionarse en doble fila”.

“No ha cambiado, sino que ahora se le dio una función como la bicisenda. Para los peatones, vehículos o los ciclistas, la calle ahora va a cumplir una función para cada uno de estos usuarios de manera lógica, porque antes transitaba una persona con dificultades motoras en silla de ruedas y no podía pasar entre una fachada, un árbol o un elemento del alumbrado público, y lo que queremos que estas personas puedan desplazarse de manera segura”.

El proyecto a largo plazo es que todas las vías del centro puedan ser compartidas por todos los usuarios, y que se proteja el medio ambiente. Estas medidas las están aplicando todo el mundo, como reducir la velocidad del auto para darle mayor seguridad al peatón y ayudar y agilizar a las personas con problemas motrices”.

“Nosotros estamos materializando y ejecutando cosas que no se hicieron hace 20 años”, recordó Varela, quien confió en que una vez concluidos los trabajos contarán con aceptación de los vecinos y permitirán mejorar y embellecer la ciudad.