Ligero, pero poderoso; el nuevo brazo orbital que ha construido la Agencia Espacial Europea tiene la capacidad de anclarse a la Estación y moverse hacia adelante y hacia atrás por sí mismo, mano sobre mano entre puntos de base fijos. Este robot espacial parece un compás gigante y tiene una longitud de más de 11 m. Cuando se estira, puede pasar un balón de fútbol desde un punto de penalti al portero.

El robot, apodado ERA para abreviar, servirá como manipulador principal en la parte rusa de la Estación Espacial Internacional. Sus siete articulaciones pueden manejar cargas útiles de varias toneladas con un amplio rango de movimiento para tareas de ensamblaje.

Según afirma el comunicado de la ESA, después de dos décadas de desafíos técnicos y programáticos, el brazo y sus dos estaciones de control (una para el interior y otra para el exterior del puesto orbital) se lanzarán al espacio junto con el Módulo de Laboratorio Multipropósito, llamado ‘Nauka’, desde el Cosmódromo de Baikonur, en Kazajstán, en un cohete Protón ruso. El lanzamiento está programado para julio de 2021, 

Se puede dirigir desde dentro o fuera de la estación.
Se puede dirigir desde dentro o fuera de la estación.
ESA

El brazo robótico europeo trae nuevas formas de operar máquinas automatizadas al complejo orbital. ERA tiene la capacidad de realizar muchas tareas de forma automática o semiautomática, se puede dirigir desde dentro o fuera de la estación y se puede controlar en tiempo real o pre programarse.

Su primera y principal misión

Las primeras tareas de ERA en órbita, después del despliegue y las comprobaciones, son configurar la esclusa de aire e instalar un radiador para el último módulo de la Estación Espacial.

Los astronautas utilizarán el brazo robótico para ahorrar tiempo y esfuerzo en el mantenimiento de la Estación Espacial

Actuará como una herramienta para transferir pequeñas cargas útiles sin la necesidad de realizar caminatas espaciales, pero también ayudará a los caminantes espaciales al transportarlos como una grúa selectora de cerezas, con una precisión de 5 mm.

El brazo robótico Canadarm2 fue lanzado el 11 de marzo de 2008 con la expedición STS-123.
El brazo robótico Canadarm2 fue lanzado el 11 de marzo de 2008 con la expedición STS-123.
Thomas Pesquet

Otro brazo más para la Estación Espacial Internacional

Lo cierto es que la Estación Espacial Internacional ya cuenta con dos brazos robóticos: Canadarm2 y el Sistema de Manipulador Remoto del Módulo Experimental Japonés. Ambos juegan un papel crucial en el atraque de los vehículos visitantes y en el manejo de cargas útiles externas en los módulos de Estados Unidos y Japón.

Sin embargo, las armas canadienses y japonesas no pueden alcanzar el segmento ruso de la Estación Espacial Internacional. Los diferentes tipos de puntos base y unidades de montaje de carga útil no permiten operarlos en otras partes de la Estación.

Por lo que ERA sube al escenario para dar servicio al segmento de Rusia. Aunque el Módulo de Laboratorio Multipropósito será su base de operaciones, el diseño y la flexibilidad de ERA brindan la libertad de moverse mano sobre mano por las partes rusas de la Estación. 

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.