El Prof. Santiago Cano, Director de EMPRESUR y creador del Encuentro Argentino de Turismo Religioso, disertó sobre los nuevos segmentos que, en términos de mercado, genera esta modalidad.

En este sentido, centró su ponencia en torno a lo que llamó la alternativa de potencialidad actual en el mercado interno y externo: la unión de dos tipos de turistas o viajeros, quienes lo hacen impulsados por sus creencias o fe y quienes lo realizan impulsados por el interés cultural que los sitios religiosos despiertan.

Cano señaló que según estimaciones, hoy serían unos 500 millones de personas las que se movilizan con dicho fin turístico, de los cuales un 30 por ciento no lo hacen por cuestión de fe sino por interés cultural.

«Hace 25 años que se usa el término de turismo religioso y este tipo de viajes se vienen organizando en el país desde hace más de 7 décadas, especialmente en agencias de viaje de Buenos Aires, Córdoba y Rosario.» Indicó tras relatar que incluso, entonces los contingentes eran acompañados por un asesor espiritual y hasta contemplaban la realización de misas en algunos lugares que recorrían.

Según el referente de EMPRESUR, el primer factor de interés de quienes optan por este tipo de turismo tiene que ver con la arquitectura, atraídos especialmente por las características de los templos en las diferentes religiones, en tanto que el segundo elemento convocante es la música.

«Lo que más me llamó la atención fue que, por ejemplo en El Festival de música barroca en “Misiones de Chiquitos” en Bolivia, los turistas europeos y canadienses eran jóvenes menores de 35 años y no gente adulta de la tercera edad como estamos acostumbrados», agregó. Según Cano, hoy se realizan salidas grupales combinadas con una y otra clase de turista que se «amalgaman» perfectamente porque son respetuosos de la diversidad.

Sin embargo, señaló que en Argentina son muy pocas las agencias de viaje que promueven el turismo religioso hacia el exterior y destacó que «es una gran oportunidad: hay un campo fértil para trabajar y generar nuevas oportunidades de negocios. Es cuestión de ponerse a trabajar».

Como ejemplo señaló que existe un enorme mercado en Brasil donde, localidades como Paraná – el segundo estado de mayor riqueza e ingreso per cápita del país vecino, tienen gran interés en el turismo religioso hacia Argentina. «Hay espacios y oportunidades solo que hay que salir a trabajarlos y ocuparlos», subrayó.

«Argentina es una lugar fantástico no solo con todos los climas y paisajes sino que además tenemos un patrimonio vinculado a lo religioso que es muy significativo», agregó. «Aquí en la casa de la patrona de turismo, hay que rescatar eso como parte de nuestra identidad y comenzar a darle valor, no solamente comunitario sino también exponencial para ir generando servicios a futuro».

Artículo anteriorSe presentó el Plan Estratégico Integral 2030
Artículo siguienteEstafados por Edgar Bacchiani volvieron a las calles 
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.