Tras un inicio parejo desde la intensidad que promovió el “Globo”, el “Millonario” marcó la diferencia gracias a las definiciones de Matías Suárez y el uruguayo Nicolás De La Cruz, a los 27 y 34 minutos del primer tiempo.

En el complemento, el “Globo” dirigido por Israel Damonte apuró en busca del descuento y lo encontró a los 20 minutos por un penal convertido por Andrés Chávez, por una infracción polémica sancionada por el árbitro Germán Delfino.

De todas formas, la tranquilidad para Marcelo Gallardo arribó a siete minutos del cierre, cuando De la Cruz clavó un bombazo al primer palo para sentenciar el resultado.

La mala noticia para el “Muñeco” fue la expulsión por exceso verbal contra el árbitro del chileno Paulo Díaz, lo que representa un dolor de cabeza ya que, dependiendo la sanción, podría perderse el Superclásico ante Boca.

Con la victoria, River quedó líder con cuatro puntos, los mismos que Boca y Argentinos Juniors pero con una mejor diferencia de gol (primer criterio de desempate reglamentario).

Luego de haber resuelto con mucha tranquilidad su serie de cuartos de final de la Copa Libertadores, Gallardo quiere acelerar sus opciones en la Copa Diego Maradona, para lograr su primer título de Liga local en esta exitosa gestión.

Enfrente tenía a Huracán, el único que había podido ganar en esta zona en la primera fecha, por lo que representaba un duelo directo teniendo en cuenta que esta fase será a un solo encuentro y dará un único boleto a la final.

Por eso colocó a su mejor versión, sin guardar nada, y si bien Huracán pudo equilibrarlo desde las ganas y el empuje, en los momentos decisivos la jerarquía individual del “Millonario” resolvió la historia.

Un cabezazo de Merolla paralizó los corazones riverplatenses, porque se perdió muy cerquita del palo izquierdo de Armani.

Pero de a poco, River se fue adueñando de la pelota y arrinconando a Huracán contra su propio arco, lo que por decantación derivó en los goles.

Ambos fueron en segundas jugadas: el primero tras un córner, en el que Santos Borré cabeceó a medias dentro del área y encontró en el segundo palo a Suárez para desviar con una pirueta alta.

Y luego un lateral sacado rápidamente por Angileri, que De la Cruz centró desde la izquierda con mucha rosca, para que nadie toque el balón y se meta contra el palo izquierdo de Cambeses.

En el segundo tiempo, Huracán sí logró emparejar el juego y tuvo su premio con el penal sancionado sobre Briasco, más allá que fue polémica la decisión.

Chávez lo cambió por gol y modificó la fisonomía del partido, porque Huracán se animó a tratar de defender la cima de la tabla de posiciones.

Su afán por buscar la igualdad lo hizo dejar demasiados espacios para River, que tras desperdiciar un par de chances, lo liquidó por intermedio de De la Cruz.