El Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad tendrá lugar el 22 de diciembre, por lo que queda menos de una semana para que los españoles sepamos si este año nos toca ‘El Gordo’ o no. El primer premio está valorado en 400.000 euros y nadie quiere perderse la oportunidad de ganarlo.

Las interminables filas en las administraciones de loterías ahora que se aproxima el esperado día se vuelven todavía más largas. Seguramente, si has salido a la calle para ver las luces de Navidad, has visto como algunas dan hasta la vuelta a la manzana. Con el paso de los años, cada vez son más los usuarios que recurren a la compra online de los boletos para evitarlas. Sin embargo, el auge de la adquisición a través de Internet también ha propiciado un aumento de las ciberestafas relacionadas.

Los usuarios que deciden comprar los décimos online para evitar las largas filas en las administraciones son muchos.
Los usuarios que deciden comprar los décimos online para evitar las largas filas en las administraciones son muchos.
Barcex de Flickr

«Hablamos de mucho dinero y, lo que es más importante, de la ilusión de mucha gente y, concretamente, de la población de edad más avanzada», comenta Hervé Lambert, Global Consumer Operations Manager de la empresa de ciberseguridad Panda Security. El experto alude a las fechas en las que «operamos con mucha prisa en todo tipo de compras» y a la «baja educación digital que tiene la sociedad» como principales razones por las que las víctimas caen en la trampa de los ciberdelincuentes.

Las estafas por Internet más comunes de ‘El Gordo’

El timo más habitual que suelen usar los atacantes para engañar a los usuarios suele ocurrir tras la celebración del sorteo. Se hacen pasar por la empresa oficial de Loterías y Apuestas del Estado y solicitan que se pongan en contacto con un supuesto agente para recompensarle por la compra del boleto.

En este caso, los ciberdelincuentes piden una copia del DNI o del pasaporte o que rellenen unos datos para, según dicen, verificar la identidad del usuario. Posteriormente, aseguran que podrán cobrar la Lotería por transferencia bancaria, recoger el dinero personalmente en una localización lejana o abrir una cuenta nueva en un banco desconocido. Entre las opciones, la que menos inconvenientes supone para la víctima es la de ceder su información bancaria para que hagan una transferencia y así es cómo los estafadores consiguen dichos datos.

Sin embargo, el peligro también existe antes del 22 de diciembre, con la compra de los boletos online. Los ciberdelincuentes suplantan la identidad de administraciones de lotería, sobre todo las más famosas como Doña Manolita o La Bruja de Oro, para conseguir datos personales y financieros de las víctimas. Esto lo hacen a través de páginas web falsas o aplicaciones fraudulentas.

Además de los ataques de phishing, Panda Security destaca la presencia de casos de smishing en los que los atacantes envían mensajes a sus víctimas asegurando ser un ser querido que le informa que ha comprado un boleto. Estos SMS van acompañados de un enlace con el que supuestamente se descarga el número de la Lotería navideña, pero en realidad se trata de un malware que podría monitorizar los movimientos que realizas en tu móvil o tu información personal o bancaria.

Las administraciones o puntos de venta de Lotería online también pueden ser víctimas de ciberataques de ransomware. Mediante estas estafas, los estafadores pueden acceder a información confidencial de aquellos que hayan comprado sus boletos virtualmente.

«El tema de la lotería es especialmente sensible. Se trata de una época donde afloran los sentimientos y emociones –considera Lambert-. En Navidades actuamos más por impulso que por racionalidad y esto afecta a nuestra conducta como consumidores. Es una época de compras continuas y mucho movimiento social. Los cibercriminales también estudian en qué momento atacar y conocen las estrategias del neuromarketing. Están al acecho y la lotería, por todo el ensamblaje que presenta, desde su recaudación monetaria, hasta su popularidad social, comercial y publicitaria, se presenta como una oportunidad perfecta».

Consejos para evitar las ciberestafas

La compañía de seguridad informática Kaspersky recomienda a los usuarios no fiarse de las webs que ofrezcan precios distintos a los que originales, ni si son baratos ni si son muy altos. El coste de los décimos está regulado por el Estado, por lo que su precio es de 20 euros.

Asimismo, los internautas que este año quieran optar por la compra online de los boletos tendrán que cerciorarse de que lo hacen a través de una web o app legítima. Entre los indicativos que sirven para identificar una página original de una falsa está el icono del candado junto a las letras ‘https’ que demuestran que son webs auténticas y seguras.

No hay que fiarse de los correos electrónicos u otros mensajes que nos manden personalmente. Las administraciones no van a buscar clientes de forma directa, somos nosotros los que tenemos que ir a sus webs adquirir los números.

Kaspersky aconseja que guardemos los mails de confirmación que llegan tras la compra de un boleto. Según especifican, estos pueden servir en caso de que termine siendo una estafa y se denuncie ante las autoridades.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículo anteriorEl Gobernador decretó asueto por la obtención del título de Argentina
Artículo siguienteEquipos de trabajo de Provincia y Capital recorren zonas dañadas por el temporal
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.