Stuck, una agencia de innovación de diseño con sede en Singapur, ha inventado una tecnología que imita tu capacidad de ‘presionar’ un botón de ascensor, pero sin tener siquiera que rozarlo.

Desde hace un año, cuando entramos en un ascensor presionamos los botones cubriéndonos el dedo, utilizando las llaves, con el dorso de la mano o incluso valiéndonos del codo. Cualquier cosa con tal de no tocar directamente el botón.

Hygiene Hand ha sido creada por un paramédico retirado de Nueva York

En estos tiempos pandémicos han ido surgiendo ideas para no tener que manosear nada de lo que hay a nuestro alrededor y evitarnos así contactos indeseados y posibles riesgos.

“Kinetic Touchless es una interacción sin contacto que devuelve la tactilidad a la tecnología sin contacto”, dicen sus creadores. Se trata de una tecnología que permite interactuar con los botones del ascensor sin tener que tocarlos, reflejando los movimientos de los dedos “para recrear la respuesta táctil de presionar un botón”.

Nuestra nueva ‘hiperconciencia de las superficies públicas contaminadas’ ha creado una preferencia creciente por más interacciones contactless para reducir la probabilidad de infección. Sin embargo, la mayoría de la tecnología sin contacto que existe hoy en día, explican, “tiende hacia un sensor estático con una luz o un zumbido para indicar un botón activado, lo que disminuye en gran medida la interacción del botón pulsador”. 

Con esta app no es necesario pulsar los botones de llamada o selección de piso.

El botón utiliza el movimiento como retroalimentación. “Al ir más allá de la retroalimentación esperada de la luz y el sonido, Kinetic Touchless proporciona una manera sorprendentemente deliciosa y familiar de interactuar con la tecnología contactless”, añaden sus creadores.

Dicho de otra forma: han ideado un prototipo conceptual de botón de ascensor que responde a tus gestos como si fueras telequinético. Solo tienes que levantar el dedo y enfocarlo hacia los números -que corresponderían a las plantas del edificio- y estos se irán iluminando conforme pases por delante de ellos. Elige la planta a la que vas y, sin tocar, simula que lo presionas para que se active. El botón se hundirá como si lo hubieras apretado.

La idea es devolvernos parte de esas costumbres tan humanas y tan cotidianas que hemos ido perdiendo desde que estalló la crisis sanitaria. 

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.