proyectos seleccionados

Artistas y trabajadores culturales catamarqueños de distintas disciplinas fueron seleccionados por el Fondo Nacional de las Artes para las Becas Creación 2021, destinadas a fortalecer, fomentar y estimular la concreción de proyectos artísticos-culturales con una mirada amplia y federal.

El objetivo de estas becas es contribuir con aquellos proyectos culturales que necesitan auxilio económico en un sector que ha sido especialmente castigado por la emergencia sanitaria.

En una primera etapa de selección fueron elegidos varios trabajos de artistas catamarqueños. El FNA dio a conocer que han recibido gran cantidad de postulantes y que continúa trabajando en la selección de proyectos. 

Aquí te contamos solo algunos de los proyectos catamarqueños seleccionados: 

Escribir la muerte

La profesora en Letras y escritora catamarqueña Estefanía Herrera busca a través de su proyecto, investigar, en un corpus de epitafios del cementerio municipal de SFVC, la presencia de fragmentos literarios de autores conocidos; como así también, si continúan presentes rasgos de la epigrafía fúnebre latina. Esta investigación pretende aprovechar los aportes que la epigrafía -disciplina que estudia las inscripciones- puede entregar a la exploración y análisis de epitafios actuales, como el análisis de las lápidas del cementerio de la Ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, con el propósito de ver si en ellas se continúan con aquellos rasgos lingüísticos, discursivos y estructurales, propios de la epigrafía fúnebre latina y a la vez poder señalar las diferencias. Y fundamentalmente, rescatar aquellos epitafios donde la relación literatura y epigrafía esté presente. 

Su trabajo está proyectado en cuatro etapas: La primera de ellas será indagar, establecer y referir las características generales de los epitafios latinos que servirán de base comparativa para el análisis posterior. La segunda fase implica la recolección, selección y clasificación de las inscripciones fúnebres en el cementerio municipal, haciendo hincapié en aquellas que contengan fragmentos literarios. En la tercera se analizarán las lápidas locales confrontándolas con los epitafios latinos, y la cuarta etapa consistirá en socializar el proyecto y la investigación resultante con la comunidad. 

Juntas mapeamos el barrio que soñamos 

Este proyecto fue presentado por la arquitecta Natalia Aibar, quien plantea como problemática que las ciudades han sido planificadas históricamente en base a un modelo patriarcal, propio de la dominación ejercida en principio por la colonización; y que posteriormente se sostiene, reproduciendo patrones basados en las lógicas del androcentrismo. 

“En otras palabras, podemos decir que las ciudades, que fueron definidas en la modernidad como “máquinas para vivir”, son el resultado de los tecnicismos de los arquitectos urbanistas, pensadas unidisciplinariamente y en clave masculina”, señala.

El proyecto plantea la construcción colaborativa de cartografías con mujeres pertenecientes al barrio Huayra Punco o 920 viviendas, el cual se tomará como muestra, apuntando a relevar -más allá de los problemas-, “sus deseos o propuestas sobre el espacio público” para una ciudad más inclusiva, humana y segura, pensada a partir de mujeres. La meta final del trabajo es “pensar espacios públicos más inclusivos”.  

La elaboración de la cartografía colaborativa digital, será realizada a través de diferentes talleres virtuales.  

El producto obtenido será entregado al municipio capitalino de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, para que pueda ser insumo a considerar por el PEI, pensando en una ciudad para todas y todos. 

Memorias LGBTQ

Camila Azul Ortega Arévalo es comunicadora social, gestora cultural, y escritora. Su proyecto pretende ser un espacio seguro e igualitario donde se promueva no sólo la creación de contenido por y para la comunidad lgbtq+, sino un espacio de intercambio de experiencias y creación de redes humanas. Un fiel registro histórico de las historias de la Comunidad LGBTQ+ catamarqueña. 

Su propuesta fue producir un podcast con 7 capítulos -de acceso libre- para relatar historias en primera persona de la comunidad LGBTQ+, generando un registro histórico de testimonios.

El proyecto “Memorias LGBTQ” formato podcast nace desde la necesidad de traspasar el formato de relato escrito al relato de audio. Sucede que desde el año 2020 hasta ahora, Camila se encuentra abocada al proyecto “Memorias LGBTQ”, que inició a través de una convocatoria por Instagram para enviar relatos de la comunidad LGBTQ contados en primera persona. Con ese material generó un e-book de acceso libre y gratuito con relatos de amor, identidad, aprendizajes, atravesados por la disidencia. Ese e-book fue presentado en sociedad a fines del año 2020, en el espacio cultural El Cebil.