Las muertes por siniestros viales siguen en aumento. Durante la semana se había alcanzado el triste récord del año 2013, cuando se registraron 106 decesos por la problemática, pero seguidamente hubo dos nuevas muertes que confirman que 2017 será recordado como el más grave en materia de siniestralidad vial.
Un dato alarmante a tener en cuenta es que el 58 por ciento de las muertes fueron de conductores o acompañantes de motocicletas, de acuerdo a estadísticas que confecciona la Dirección de Seguridad Vial.
Con el deceso de la joven motociclista, ya son diez los casos fatales registrados en noviembre.
Alrededor de la 1.30, en la esquina de las calles Eusebio Ruso y Ramírez de Velazco de la localidad de San Isidro, departamento Valle Viejo, se produjo el siniestro vial fatal.
Por razones que son materia de investigación, una motocicleta Brava Nevada 110 cc., domino 159-LJL, de color gris, en la que circulaba Cristina Érica Peralta (20), terminó chocando contra un poste de luz.
Producto de las graves lesiones sufridas, la joven fue asistida por personal médico del SAME, quien la trasladó de inmediato al hospital San Juan Bautista, produciéndose su deceso en el camino, por lo que en el lugar trabajaron efectivos de la Comisaría de San Isidro, peritos de la División Criminalística y sumariantes de la Unidad Judicial Nº 10 para labrar las actuaciones de rigor, bajo las directivas de la Fiscalía de Instrucción en turno.

Las motos están a la cabeza de las muertes ocurridas este año.
Las motos están a la cabeza de las muertes ocurridas este año.

Chocaron con un camión

A las 05.50 de la madrugada de ayer, en la ruta nacional Nº 38, en inmediaciones del ingreso a la localidad de Miraflores, Dpto. Capayán, se registró un siniestro vial protagonizado por un automóvil Ford Focus gris, dominio AB428LE, conducido por Ramón Ernesto Dearreche (27), que por causas que se investigan colisionó con un camión Mercedes Benz, dominio UCC-953, de color bordó, al mando de Juan Fabián Millicay (42).
Como consecuencia del siniestro, ambos conductores resultaron lesionados y fueron asistidos por personal médico de la posta sanitaria de la localidad de Nueva Coneta y luego derivados al hospital de urgencias de esta ciudad Capital, por lo que en el lugar trabajaron efectivos de la Comisaría de Miraflores para labrar las actuaciones de rigor, bajo las directivas de la Fiscalía de Instrucción en turno.