Compartir
Diputados Catamarca
Diputados Catamarca

Anoche se intensificaron las negociaciones por la presidencia de la Cámara de Diputados entre el oficialismo y representantes del macrismo local.

Todo esto a pocas horas de la sesión preparatoria convocada para hoy a las 10, en la que asumirán los 21 diputados electos.

Seis legisladores del FCS-Cambiemos (Carlos Molina, Enrique Cesarini, Paola Bazán, Juana Fernández, Carlos Marsilli y Francisco Monti) mantuvieron largas conversaciones con sus pares del Frente Justicialista para la Victoria (FJV) el ministro de Obras Públicas, Rubén Dusso, y el subsecretario de Asuntos Municipales, Gustavo Aguirre. También el coordinador de Cambiemos en Catamarca, Fernando Corrales Ávila, participó de las tratativas.

Diputados Catamarca
Diputados Catamarca

En ese contexto, sonaban para la presidencia Ricardo Aredes y Enrique Cesarini, nombres que podrían cambiar con el correr de las horas. Una parte del FCS-Cambiemos promovía a Rubén Manzi.
El resto del bloque del FCS-Cambiemos, con una fuerte presencia de legisladores radicales que integran la alianza castillista-brizuelista, mantuvo distancia del Gobierno provincial y siguió conversando con la Renovación Plural Peronista (RPP).

Sucede que desde principios de noviembre la mayoría de los integrantes del bloque FCS-Cambiemos estaba de acuerdo con llegar a un arreglo con Fernando Jalil, Horacio Sierralta, Sergio Saracho, Luis Saadi, Hugo Navarro y Macarena Herrera, para quedarse con la presidencia de la Cámara baja. Una jugada similar a la realizada hace tres años entre el FCS y el barrionuevismo para conducir Diputados.

Pero a diferencia de aquella vez, ahora el FCS-Cambiemos arrastra una fuerte división interna que todavía no se explicitó con el quiebre del bloque, aunque en la práctica no existe un voto monolítico de los 17 diputados.

Y el oficialismo, con 16 integrantes, tampoco cuenta con los números para recuperar la Cámara por si solo. De ahí que la posibilidad más viable pasaría por llegar a un acuerdo con el macrismo frente al distanciamiento con la Renovación Peronista y el merismo.

La RPP, con Jalil a la cabeza, también pedía la presidencia de Diputados a cambio del voto conjunto con el FCS-Cambiemos.