La diputada Cecilia Guerrero presentó un proyecto de ley que busca terminar con el plus médico a los afiliados de la Obra Social de los Empleados Públicos (OSEP).

La iniciativa abraca una serie de aspectos que se desarrollan en el cobro del arancel diferenciado y tiene en cuenta detalles que se presentan a los afiliados ante esta situación: la realización de denuncias mediante diferentes medios, vía telefónica y online, responsabilidad directa a las entidades que nuclean a los profesionales de la salud y mecanismos de control que eviten la maniobra ilegal.

La presentación de la diputada establece sanciones al cobro de las primeras consultas en dinero efectivo sin requerir la orden de consulta de OSEP, mientras que el resto de las consultas se hará a través de la obra social. Así también la fijación de determinados días de la semana en los cuales los prestadores no atienden a los afiliados de OSEP si éstos no abonan la consulta en dinero en efectivo.

La legisladora también considera que el pago exigido a los afiliados de OSEP no queda registrado en ningún lado, dado que los prestadores se niegan a expedir recibos, facturas o ticket fiscal por el monto en dinero en efectivo recibido, “con lo cual se instaura un circuito de trabajo en negro, defraudatorio de las normas impositivas”. Esto impide acreditar el reclamo ante la obra social y requerir la sanción al facultativo.

En relación con las entidades, en el articulado el proyecto señala: “Las entidades representantes de los prestadores que suscriban las contrataciones serán directamente responsables ante OSEP de los incumplimientos de los prestadores que se detecten al respecto en la ejecución de los contratos, debiendo aplicar las sanciones que corresponda, de acuerdo al presente ordenamiento, en forma inmediata de recibida la denuncia por parte de un afiliado o comunicada a la entidad la denuncia formalizada ante la obra social”.

La iniciativa también prevé que las entidades deben “establecer un mecanismo de auditoría externa que tenga por finalidad verificar y controlar que los prestadores a los cuales representa cumplan con la prestación de los servicios a los afiliados beneficiarios de OSEP”.

 

Sanciones 

Sobre las sanciones ante el cobro del plus, la iniciativa propone que en primer lugar se realice “un llamado de atención ante la primera denuncia, con aviso a cesar en el incumplimiento incurrido, bajo apercibimiento de disponer su exclusión definitiva del Registro de Prestadores de OSEP”.

En caso de registrar dos denuncias sucesivas, el proyecto prevé que se ejecute una multa a favor del afiliado, equivalente a dos veces el importe en dinero en efectivo percibido por el prestador, con una última intimación a cesar en el incumplimiento incurrido, bajo apercibimiento de disponer su exclusión definitiva del Registro de Prestadores.

En tanto, cuando se hubieren recibido tres o más denuncias dando cuenta de incumplimientos, se realice la exclusión definitiva del Registro de Prestadores de OSEP.

La sola denuncia del afiliado beneficiario de OSEP formulada en contra de un prestador generará la presunción juris tantum de la configuración de causal habilitante de sanción.

 

Registro de denuncias

El proyecto de Guerrero propone la creación de un Registro Especial de Denuncias. Para ello, cada entidad en que se encuentren en funcionamiento consultorios para consultas o realización de prácticas donde se atienda a afiliados beneficiarios de OSEP habilitará y pondrá a disposición un Registro Especial de Denuncias, para receptar aquellas realizadas en contra de los prestadores que cobren plus.

 

Control de AFIP y Rentas

El proyecto también propone que se faculte al director de la OSEP a celebrar convenios de colaboración con la Administración General de Rentas y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que permitan implementar operativos de verificación y contralor sobre el cobro indebido por parte de médicos a afiliados de OSEP.