Mientras que desde la Secretaría de Seguridad se ordenó a la Jefatura de la Policía iniciar los sumarios correspondientes al personal policial que participó el último viernes en el despeje de una “fiesta clandestina”, para deslindar responsabilidades en razón de la denuncia radicada por Lucas Manzi (19), por supuestos apremios ilegales, la oficial principal, María Eugenia Chávez, denunció al joven y al médico de Policía que lo examinó por supuesta falsificación de instrumento público.

De acuerdo a lo informado por voceros de la causa, Chávez, quien se encontraba como superior de turno en la Comisaría Primera el día del procedimiento, se presentó ante la fiscalía en feria y denunció al nieto del referente político, Lucas Manzi (19), por supuestas agresiones, y al médico de Sanidad policial, Dr. José Roberto Vargas, por supuesta falsificación de instrumento público, al haber, según la denunciante, cambiado el informe médico del joven aprehendido al momento de ingresar y egresar de la dependencia policial.
En cuanto al contenido de la denuncia que se tramitara en paralelo a la presentada por el joven ahora denunciado, trascendió que la oficial principal María Eugenia Chávez habría manifestado que el pasado viernes 16 de julio, alrededor de las 6.00 de la mañana, concurrió al domicilio -de calle República al 700- donde se estaba realizando “una reunión social con música a alto volumen e ingiriendo bebidas alcohólicas” -hecho publicado en exclusiva por este diario-. “Fue recibida por el ciudadano Lucas Manzi, quien ante la presencia de los efectivos reaccionó de manera agresiva en contra del móvil policial -al que le habría dado una patada- por lo que se procedió a reducirlo y trasladarlo a la dependencia policial”.

En la misma presentación judicial, la oficial principal denunció al médico de Sanidad policial, José Roberto Vargas, porque, al examinar a Manzi, dejó asentado que el mismo no poseía lesión alguna” y, posteriormente, “falsificó el informe agregando lesiones que no son ciertas”, según aseguró la denunciante ante los investigadores.

Sumarios 
Por otro lado, también se supo ayer de voceros de la Jefatura de Policía, que a través de asuntos internos se había iniciado la investigación preliminar en contra de la superior de turno y ahora denunciante, oficial principal Chávez, y del resto del personal que participó tanto del procedimiento en el domicilio donde se llevaba a cabo la “clandestina”, como quienes estuvieron de guardia en la dependencia policial.

Lugar en donde, según la denuncia de Manzi, fue también agredido cuando lo ingresaron en una habitación “pequeña”.