La mengua de los recursos del Estado nacional que tienen su bajada provincial y
llega a los municipios, planteó en el Gobierno el constante análisis en pos de tomar
medidas que aseguren el pago de sueldos de los agentes públicos y paralelamente
atender la emergencia sanitaria. Sobre este cuadro, el ministro de Gobierno, Jorge
Moreno rescató lo que sucede en otras provincias para comentar que, si bien no se
tomaron medidas similares, están en constante análisis.

Ministro Jorge Moreno, Ministro Hernan Martel
Ministro Jorge Moreno, Ministro Hernan Martel

En diálogo con la prensa, el titular de la cartera política desglosó que en medio de la pandemia por el coronavirus, algunos “Estados provinciales directamente están pensando en generar cuasimoneda”. “Sería retroceder una enormidad para nosotros”, acotó el funcionario en el caso de que se contemple una medida de esas características.
Moreno continuó ilustrando el cuadro de crisis que conlleva la emergencia sanitaria y la caída de recursos financieros. “Hay Estados provinciales que ya declararon que no
pueden pagar los sueldos de los trabajadores, como es el caso de la vecina provincia
de La Rioja y hay Estados provinciales que oficializaron la baja de salarios en la
administración pública por ejemplo”, dijo.
Así las cosas, el ministro reseñó que “Catamarca no hizo nada de eso todavía, pero
lo estamos analizando porque no somos ajenos, no somos una isla de todo lo que
sucede socialmente” producto de la pandemia por el Covid-19 y el aislamiento social,
preventivo y obligatorio.
De acuerdo a lo que contempló, “nosotros estamos ante un hecho inédito que se lo
equipara a los efectos que produce una guerra mundial, el estar en un estado de
guerra con consecuencias por ahí peores”.
“Estamos ante un hecho inédito para la humanidad en cuanto a la propagación, la
magnitud y la conciencia de la gente sobre lo que puede suceder”, continuó el
funcionario para remarcar que “es todo un desafío”. “Apelamos a que todos tengamos
la mejor buena voluntad y entendamos que estamos ante una situación muy difícil
que nos obligan a repensar muchas de las cosas que nosotros teníamos por seguro”,
resaltó el ministro.