La sonda solar Parker de la NASA rompió dos récords espaciales el 29 de abril. Uno de ellos, fue destronar a la Parker Solar Probe (también de la NASA) y convertirse en el objeto construido por un humano más veloz hasta la fecha.

La sonda se lanzó en agosto de 2018 con la intención de estudiar más de cerca el Sol y, desde entonces, ha estado volando cada vez más cerca de esta estrella del Sistema Solar. Durante su aproximación al perihelio de Venus (la órbita más próxima al Sol de ese planeta), Parker viajó a una velocidad nunca antes alcanzada por algo creado. La rapidez de la sonda fue tan alta que se estima que podría haber rodeado la Tierra 13 veces en una sola hora.

La NASA estableció dos metas en febrero de 2020 y estos han sido los registros alcanzados:

  • La NASA quería viajar a 393.044 km/h con la sonda. Sin embargo, Parker ha superado las expectativas y ha volado a 532.000 km/h.
  • La NASA quería acercarse 18,6 millones de kilómetros al Sol y la sonda se ha aproximado 10,4 millones de kilómetros, convirtiéndose en la nave espacial que más cerca ha estado de la estrella.

Aunque estos datos son más que satisfactorios, la agencia espacial estadounidense quiere que Parker siga rompiendo récords. Se espera que la sonda vuelva a situarse en el perihelio de Venus el 21 de noviembre.

Con estos vuelos, la nave espacial está recogiendo información sobre el Sol que podría ser muy útil para algunas investigaciones. En diciembre de 2019, se publicó el primer lote de datos de Parker en la revista Naturese espera que la sonda siga resolviendo más incógnitas de la gran estrella del Sistema Solar.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.