Ayer, Catamarca fue una de las provincias con las cuales Nación terminó la ronda de encuentros entre ministros de Economía y funcionarios nacionales para consensuar el presupuesto del 2019, todo dentro del marco donde Nación busca cumplir las metas derivadas del acuerdo con el FMI.

Esto es el recorte de $300.000 millones para alcanzar el déficit con un techo de 1,3% del PBI para el año que viene.

En este marco, el ministro de Hacienda, Sebastián Véliz, planteó que se abra el análisis en los números del presupuesto transparentando así el cálculo que hizo Nación para saber como arriba al recorte de los $300.000 millones.

Ministro Sebastian Veliz
Ministro Sebastian Veliz

El gobierno nacional estuvo representado por los secretarios Rodrigo Pena (Hacienda), Alejandro Caldarelli (de Provincias y Municipios) y el subsecretario de relaciones con Provincias, Paulino Caballero. Esta parte le comunicó al titular de la cartera económica local que “no habrá quita de recursos” a la provincia por diversos factores.

Véliz comentó que la convocatoria de Nación fue para tratar los conceptos básicos de las partidas presupuestarias para el ejercicio fiscal 2019.

A la vez, aclaró que aún “no se cerró nada, si no que las provincias consensuaron cada una hacer su propuesta y acercarla para las próximas reuniones”.

En el caso de Catamarca, como ya publicó este medio, la previsión en el recorte es de aproximadamente $2.400 millones.

Ante esta situación, el ministro de Hacienda planteó, en coincidencia con otras provincias, “que abran el análisis de los numeros del presupuesto y se transparente el cálculo para conocer como llega  nación a los $300.000 millones”.

Sucede que, hay una diferencia en los números que hicieron las provincias con los del gobierno nacional.

“El monto general sería menor, entre $150.000 y $170.000 millones, lo que reduciría el número que señala Nación” adujo Veliz.

Lógicamente, apuntó a que esa diferencia en el cálculo de la cifra general implicaría que el ajuste de $2.400 millones sería mucho menor.

 

Oficial

Paulino, presente en el encuentro con el Ministro provincial, comentó a este medio que se le comunicó a Véliz cómo se debe llegar al 1,3%, la composición del gasto de Nación y las posibilidades de reducción. Así, se le señaló la forma en la que se “determinó que se tiene que hacer un achique del gasto de $300 mil millones”.

Según explicó el funcionario nacional, más allá de hablar de como se compone el gasto, se remarcó que “el ajuste para nosotros es muy fuerte” puesto que implica “un 16% de la masa de recursos para afrontar un recorte”.

Además, Paulino aseguró que “todos los ministros de las provincias están de acuerdo en que tenemos que llegar a la meta comprometida del 1,3%”.

El subsecretario comentó que Véliz se llevó un “set” de medidas para que evalúe el impacto “que puede llegar a tener en la provincia”. Las opciones del paquete llevaron también una fundamentación: “Se mostró que en el 2019 los recursos, por incremento real de la recaudación y del 3% de devolución de la coparticipación, no tienen un impacto negativo en las cuentas públicas si no que estaría quedando por encima del recorte de gasto que se está proponiendo”.

En este sentido, el funcionario nacional remarcó que “no hay una quita de recursos” y que las provincias “a pesar del esfuerzo que se le está pidiendo por parte de Nación, quedarán en una posición favorable; no habrá menos recursos para la provincia”.

¿Cuales son los ítems del set? Si bien algunos ya fueron mencionados, habría modificaciones con otros. “Hay cuestiones que no vamos a tocar como el Fonavi, que se mantendría” señaló Paulino. También está la reducción al subsidio sobre el trasporte, donde “cada provincia decidirá si afrontará ese gasto o, por ejemplo, aumentará el boleto del transporte”.

Para el caso del Fonid, de acuerdo a lo que expresó, “se está evaluando si se hace cargo la provincia”. En tanto, deslizó que habría una transferencia de Edenor y Edesur hacia CABA y provincia de Buenos Aires.

En definitiva, según señaló Paulino, “la provincia tiene la decisión” sobre los recursos que se tocarán.

“La idea es definir en las próximas reuniones -estimativamente, dentro de dos semanas- cuáles son las medidas que más consenso generan y con el menor impacto para la gente ,para llegar al presupuesto con un acuerdo general”.