La gobernadora Lucía Corpacci entregó ayer viviendas para 30 familias catamarqueñas en el complejo urbanístico Valle Chico, con lo cual ya suman 1550 las familias que viven en el sector, proyectado para construir 4000 viviendas.
Desde diciembre de 2011, el Gobierno construyó y entregó más de 6500 soluciones habitacionales sólo a través del IPV.
En Capital, donde se concentra la mayor población a nivel provincial, el IPV fortaleció su trabajo y entregó 2520 viviendas, de las cuales más de la mitad se encuentran ubicadas en Valle Chico, el mayor proyecto urbanístico que además contará con tres escuelas (una de ellas inaugurada en el presente año lectivo), un centro de salud, una comisaría y dos destacamentos policiales, un polideportivo, una iglesia, áreas comerciales y alrededor de 1.100.000 m2 de espacios verdes y de entretenimiento.
En el acto de ayer, con momentos de gran emoción compartida entre las autoridades y las familias a las que les cambia la vida la casa propia, estuvieron presentes el administrador del IPV, Dante López Rodríguez; el secretario de la Vivienda de la Nación, Iván Kerr; el vicegobernador, Jorge Solá Jais; el ministro de Gobierno, Marcelo Rivera; el presidente de la cámara de Diputados, Fernando Jalil; el vicepresidente de la cámara baja, Armando López Rodríguez; diputados provinciales y autoridades del Poder Ejecutivo.
Lucía destacó que la construcción de viviendas dinamiza la economía, a partir de un “esfuerzo compartido” entre Nación y Provincia, que permite seguir avanzando a pesar de los vaivenes de la economía.
Recordó además que ya se están construyendo otras 900 viviendas en Valle Chico, “en un desarrollo urbanístico que tiene la lógica de orientar hacia donde uno quiere que crezca la ciudad”, para evitar el crecimiento desordenado y sin servicios básicos, que tantas complicaciones generó en otras épocas.
Dante López Rodríguez, por su parte, expresó su gran satisfacción por esta nueva entrega y por poder mostrarle a la Nación “lo que hace Catamarca con su política habitacional”, al recordar que luego de siete años de gestión el IPV mantiene un promedio de tres soluciones habitacionales diarias.

Iván Kerr

El secretario de la Vivienda y Desarrollo Urbano de la Nación, Iván Kerr, abordó en diálogo con los periodistas diversos temas relacionados con el área, como los fondos para la ejecución de soluciones habitacionales. Señaló que Nación está constituyendo una base única de beneficiarios de viviendas, ya que prima la noción de “tener mucha transparencia sobre quienes terminan siendo los adjudicatarios finales que los Institutos Provinciales construyen”.  En este orden de ideas, el funcionario mencionó que Lucía Corpacci “lo entendió perfectamente”, con lo cual “la adjudicación seguirá en manos de la provincia, que recibe los fondos y ejecuta”. Así, con la base única “garantizamos transparencia a la hora de cruzar datos”. Estos se contrastarán con el Registro Nacional de Personas, con otros Institutos de Vivienda y concluir en “información que hoy la provincia no tiene”. Por ejemplo, Kerr señaló que se busca detectar casos donde “un beneficiario de vivienda social quizás haya recibido una vivienda en otra oportunidad”.
En este marco, el Secretario de la Vivienda rescató que se encontraron “muchísimas irregularidades en las adjudicaciones de viviendas”, aunque distinguió que esto “no tenemos en la provincia de Catamarca”.
Otro punto es “intervenir en las transparencia de las licitaciones” para que “los institutos las publiquen en internet y que los pliegos no se vendan sino que se abran a todas las empresas constructoras generando la sana competencia”.