Un joven que manejaba un auto negro, perdió el control, se subió a la vereda y chocó contra un poste de luz que casi fue arrancado de la tierra.

Los vecinos  que presenciaron el hecho aseguraron que el conductor venia a alta velocidad.

Por el impacto, el  vehículo quedó  en el otro carril de la avenida.  Personal policial  tuvo que interrumpir el tráfico para restablecer las condiciones del lugar.

El accidente ocurrió cerca de las 7 en la Av. Ahumada y Barros, entre General Roca y Ministro Dulce.

Según informó la policía, el conductor estaba en estado de ebriedad.