Eugenia Olivera (37), una joven madre de tres hijos oriunda de Tucumán, habría sido
brutalmente asesinada por su pareja y padre de los niños en Andalgalá. El horrendo
hecho se conoció luego de que el presunto femicida confesara a los policías el hecho
y dar el paradero de la ubicación de los restos que habrían sido calcinados.
El caso salió a la luz luego de que una amiga de la víctima publicara su desaparición
en las redes sociales y pedía por su paradero. Aparentemente, según el supuesto
asesino indicó a sus amistades, que la joven se habría marchado a la vecina
provincia a visitar familiares y que los había abandonado, sin conocer dónde se
encontraba.
Esta versión no convenció a las personas que habían perdido contacto con Eugenia,
desde el pasado 16 de julio, hecho por el cual la Justicia andalgalense abrió una
investigación de oficio.
Al ser convocado personal de la División Homicidios de la Policía, además de peritos
de Criminalística, tras realizar tareas de su especialidad lograron que el femicida
identificado como Eliseo Guerrero les confesara lo peor, el asesinato y posterior
descarte del cuerpo.
Con los datos aportados, los pesquisas, con la ayuda de perros en la tarde de ayer
llegaron hasta un descampado ubicado en inmediaciones a la ruta provincial N° 46,
en una zona llamada Amanao, a unos 30 kilómetros de la cabecera departamental,
encontraron restos óseos presuntamente calcinados de la que sería Eugenia Olivera,
aunque aún restan confirmarlo mediante estudios científicos.
Por el hecho, su pareja quedó arrestado por disposición de la fiscal Soledad
Rodríguez, quien se dirigió al lugar de los hechos para determinar las causas de la
desaparición.
Por la tarde, conocidos de la joven madre se manifestaron frente a la Comisaría
pidiendo justicia, en viva voz manifestaban que el ahora detenido no sería el único
responsable, ya que familiares de éste habrían aportado para la coartada del sujeto,
quien finalmente se terminó quebrando y confesando en sede policial.
Los amigos de la joven víctima, comenzaron a dudar luego de que las versiones del
supuesto femicida eran inconsistentes, ya que en un primer momento manifestó que
la llevó a Belén y luego que ésta se habría marchado a Tucumán para visitar a
familiares.
Aunque lo llamativo es que hacía más de dos meses que la mujer se habría
marchado y no mantuvo comunicación ni siquiera con sus propios hijos.

Artículo anteriorTres arrestados por venta de drogas
Artículo siguienteAsamblea antiminera en Ancasti
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.