Tras la polémica suspensión del pasado miércoles está previsto que hoy a la mañana comience el juicio oral contra el exsacerdote Juan de Dios Gutiérrez, quien está acusado de haber abusado sexualmente de una adolescente cuando se desempeñaba en la parroquia de la ciudad de Belén.

La audiencia está programada para las 8.30 en la Cámara Penal N° 3. Gutiérrez, quien llega en libertad al debate, está imputado por “abuso sexual con acceso carnal agravado por ser ministro de un culto religioso”.

El exsacerdote estará asesorado por el defensor oficial N° 1, Nolasco Contreras, tras haber sido desplazado Gustavo Martínez Azar, luego de que la semana pasada los jueces entendieran que hizo “abandono de defensa”.

En relación con esta situación, el sábado, Martínez Azar se presentó en la Unidad Judicial N° 1 para hacer la denuncia por “abuso de autoridad” contra los jueces Patricia Olmi, Jorge Palacios y Marcelo Soria. En ese sentido, ayer el letrado fue junto a Gutiérrez a la Fiscalía Penal para hacer la denuncia.

“Vengo a hacer una denuncia en contra de los jueces de la Cámara Penal 3 porque apartaron de mi causa a mis defensores, que yo había designado, el doctor Gustavo Martínez Azar y Gustavo Martínez Azar hijo. Considero que es un abuso de autoridad porque los jueces de la Cámara me nombraron un abogado de oficio: hasta el momento no tengo idea quién es, quién va a ser”, consideró Gutiérrez a El Ancasti.

“Aparte quiero dejar en claro que los abogados vinieron conmigo y desde la Cámara acordaron que se iban a ‘conectar’ desde el Colegio de Abogados, entonces el problema es ajeno a ellos; siempre estuvieron conmigo y no se pudieron conectar”, justificó.

“Vamos a ver qué resuelve la Cámara, pero en principio tiene decidido que nosotros no seamos los abogados. Por eso venimos a hacer la denuncia penal”, manifestó Martínez Azar.

El miércoles pasado, Martínez Azar se presentó en la Cámara Penal y señaló que no ingresaría a la sala porque se habían registrado casos de COVID-19 en ese lugar. Por tal motivo se dirigió al Colegio de Abogados en donde, según su versión, estuvo dos horas esperando que llegara un técnico de la Corte de Justicia para que se pudiera conectar a la sesión virtual. Ese miércoles, el secretario de la Cámara Penal, Carlos Robledo, había manifestado que se decidió la suspensión “porque no ha comparecido la defensa, ni a la sala de audiencia, ni a los lugares que había propuesto”.