Según los datos parciales el Frente Renovador obtenía el 47,5 % el Frente Juntos por el Cambio el 25,45 % 16,30, el Encuentro kirchenrista PAyS el 14,04 % y el Partido Obrero el 4,5 %.

El Frente renovador obtenía el triunfo en los 77 municipios de la provincia.

Con estos resultados el oficialismo provincial ingresaría 11 bancas a la Cámara de Diputados, lo que implicaría un incremento de una banca de las diez que puso en juego. En tanto que el Frente juntos por el Cambio perdería una, al igual que el kirchnerismo; ya que de las 7 en juego obtuvo 6; mientras que el Encuentro Kirchnerista Pays mantendría las 3 bancas en juego.

En la oportunidad los misioneros eligieron 20 diputados provinciales titulares, siete suplentes; en doce municipios se renovaron parcialmente los Concejo Deliberantes y en dos se eligieron convencionales constituyentes para la conformación de sus Cartas Orgánicas

El Frente Renovador, que gobierna la provincia desde el año 2003 bajo el slogan Primero Misiones volvió a consolidar su supremacía en la provincia.

Las elecciones se desarrollaron con total normalidad, por momento bajo una torrencial lluvia que produjo una considerable reducción de electores en comparación a elecciones anteriores. A las inclemencias del tiempo se le sumó la pandemia.

En tal sentido el promedio de votantes se ubicó en el orden del 65 %, cuando el histórico provincial es del 78 %.

Las elecciones se desarrollaron con un estricto control de bioseguridad que controlaron los ministerios de Salud y Gobierno.

El resultado consolida un rumbo político autónomo, alejado de la grieta y sin anclaje nacional. La Renovación se plantó en su momento ante el ex presidente Mauricio Macri y cuando fue necesario ante el presidente Alberto Fernández, aunque no deja de respaldar las políticas que necesita el Ejecutivo nacional.