Malbrán

El gobernador Raúl Jalil, junto a integrantes del equipo de gobierno, mantuvo una reunión con los integrantes de la Federación de Clínicas y Sanatorios de Catamarca (Feclisa) para dialogar sobre la situación sanitaria general de la provincia y acordar la integración de pacientes COVID19 al sistema de salud privado.

En el marco de la reunión se pudo acordar, según explicaron las autoridades gubernamentales y del sector privado, que las clínicas y sanatorios van a aportar su disponibilidad de camas para aliviar el sistema de salud público, que en este momento se encuentra en un momento de máximo estrés ya que en forma diaria tiene ocupadas más del 90% de las camas preparadas para atender pacientes con COVID19.

En este sentido, el mandatario detalló que el sanatorio IGOM trabajará en forma articulada con la Maternidad Provincial 25 de Mayo para disponer la atención de personas en distintas etapas de gestación.

El diputado provincial Ramón Figueroa Castellanos explicó que “finalmente se pudo cerrar el acuerdo para que los privados puedan atender a pacientes con COVID19, lo cual nos permite seguir liberando camas y produciendo hechos que le den tranquilidad a la comunidad catamarqueña”.

En este sentido, el legislador enfatizó que “es una decisión política del gobernador Jalil poner en movimiento toda la estructura hospitalaria disponible para que todas y todos tengan donde atenderse e internarse, tengan o no una obra social de cobertura. Es una buena noticia que el sector privado pueda ofrecer su capacidad de resolución en pacientes con COVID19”.

Además, el presidente de Feclisa, Jorge Saavedra, aseguró que “la situación es delicada y compleja, por lo que las clínicas y sanatorios vamos a ayudar con disponibilidad de camas, pero entendemos que hay que continuar con las restricciones al menos dos semanas más para ver la evolución de casos; nosotros vamos a prestar la colaboración necesaria pero también entendemos que debemos mantener estas medidas porque el sistema público está al límite de su capacidad”.