En el barrio Villa Cubas

El viernes 30 de diciembre, se realizó la asunción del padre Oscar Tapia como nuevo párroco de la parroquia Sagrada Familia, durante la Santa Misa presidida por el obispo diocesano, Mons. Luis Urbanč, y concelebrada por el administrador parroquial saliente, padre Carlos Ibáñez; el secretario canciller, padre Diego Manzaraz, y el párroco de Santa Ana y San Joaquín (Miraflores), padre Eduardo Navarro.
Contó con la participación de fieles de la sede parroquial -barrio Villa Cubas- y de la capilla María Reina de la Paz -barrio Achachay-, comunidades que conforman la jurisdicción parroquial, autoridades y miembros del Centro Educativo y Cultural Diocesano Virgen del Valle, que durante 9 años fue dirigido por el padre Tapia, familiares, amigos y fieles en general.
Al comienzo de la ceremonia litúrgica se dio lectura al decreto de designación del nuevo párroco, tras lo cual el obispo bendijo el agua con la que el padre Tapia roció a los presentes.

“Que esta parroquia sea un faro luminoso que oriente a todas las familias de la diócesis”
En el inicio de su homilía, Mons. Urbanč presentó al padre Oscar Tapia, quien “los va acompañar de aquí en adelante por 6 años”, dijo, apuntando que es “licenciado en Sagradas Escrituras y mucho tiempo ha estado prestando un hermoso servicio en la diócesis como es la conducción de la Vicaría de Educación y la coordinación del Centro Educativo y Cultural Diocesano Virgen del Valle. Así que tuvo una gran tarea en el ámbito académico, y ahora de vuelta a lo que desde el día que hemos decidido ser sacerdotes, nos ha apasionado: una parroquia, estar con los fieles, celebrar los sacramentos, ofrecer la dirección espiritual, acompañar a distintos grupos, pastorales, de tal manera que se va animando la vida de la Iglesia en esa pequeña comunidad, que es una parroquia en la diócesis”.
Asimismo, agradeció la labor del padre Carlos Ibáñez, “quien ha estado cuidando esta parroquia por unos meses y también ha estado con ustedes en otras oportunidades”.
Al referirse a la fiesta de la Sagrada Familia, dijo que “la institución familia es irremplazable, es lo que Dios ha soñado desde toda la eternidad, el modo como quiere enviar nuevos seres humanos a este mundo. También a su Hijo lo envió para que comenzara su experiencia terrena en el seno de una familia”.
También resaltó que la Sagrada Familia “es el modelo al que tenemos que aspirar” y destacó la figura de San José como “modelo de nuestros varones” y su misión de criar al Hijo de Dios.
En esta línea manifestó que “esta parroquia tiene que ser modelo del trabajo con las familias, las familias unidas, donde todos los miembros rezan juntos, que son misioneras, que están abiertas a la vida y la cuidan, toda vida, aquella que comienza y aquella que se está despidiendo de este mundo”.
Reafirmó que la pertenencia a esta parroquia “es una vocación que Dios les ha dado, una misión específica, en primer lugar, fortaleciendo la propia familia, pero yendo a ayudar, a acompañar a esas familias heridas, divididas, desconcertadas”.
“Que las familias tengan como centro las Sagradas Escrituras”, exhortó el pastor diocesano, anhelando “que haya verdaderos centros de estudio de la Palabra, y vivir de acuerdo con esa Palabra”.
Hacia el final de su predicación, Mons. Urbanč se dirigió a los fieles de la comunidad parroquial afirmando que “el padre viene a caminar con ustedes, a animarlos, entonces ustedes también respondan. Para que así, esta parroquia de la Sagrada Familia sea un faro luminoso que oriente a todas las familias de la diócesis en este encuentro con el Señor y en ese dejarse ayudar por la Familia de Nazaret”.
En distintos momentos de la celebración eucarística, el nuevo párroco realizó el juramento de fidelidad, renovó los votos sacerdotales y recibió de manos del obispo el Libro de la Palabra de Dios, los óleos sagrados, el cáliz y la patena, y por último las llaves del Sagrario.

“Estar en esta parroquia es un plan providente de Dios”
Antes de la bendición final, el flamante párroco compartió con la asamblea algunas “sensaciones, emociones y pensamientos con sinceridad del corazón”. Dijo que “desde que el señor obispo me anunció este cambio tuve una sensación de mucha paz”, y mencionó que “estuve nueve años en una institución en la que he puesto alma y vida, y no es fácil cambiar el chip. Uno tiene que vivir lo que Dios le da y lo que Dios le pide».
“Pienso que estar en esta parroquia es un plan providente de Dios, esto que tiene que caracterizar a las parroquias, los patronos, y la parroquia está marcada por la Sagrada Familia; sólo diré que recibiré y trabajaré con las familias como son las familias hoy en día, buscando la voluntad de Dios”.
También señaló la importancia de “vivir la espiritualidad del silencio, del aprendizaje diario que Dios nos da”, deseando que “cuando vengan acá encuentren paz, en la casa de Dios, en su Palabra, en la visita al Santísimo”.
Agradeció al obispo esta designación y su confianza; al padre Carlos Ibáñez, “con quien hace 35 años alternamos tareas” -dijo-, al diácono Sergio Colósimo y “a mis hermanos sacerdotes, a los seminaristas, a todos ustedes, gente de la parroquia, del Ceculd, amigos del fútbol”.
Además, invitó a todos a caminar juntos en el marco de este tiempo de sinodalidad.
Al concluir la Eucaristía, el flamante párroco recibió el afecto de la comunidad que le dio la bienvenida con mucha alegría.

Fuente: El Chasqui Digital

Artículo anteriorLos Palmeras y Damián Córdoba, algunos de los artistas que estarán en Las Juntas
Artículo siguienteVecinos del Norte de Belén exigen mejor servicio de energía
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.