El fuego continúa sin control en las sierras de El Gracián, hasta ayer llevaba más de 1320 hectáreas afectadas.
Las condiciones climáticas no dan tregua, el fuerte viento y las altas temperaturas no hacen más que extender el fuego que no puede ser vigilado por los brigadistas que trabajan varias horas diarias en la zona. Solicitaron la colaboración de bomberos voluntarios para reforzar las tareas en el sector.

Las intervenciones que realiza el avión hidrante en los momentos en que el viento lo permite, no son  suficientes para disminuir el fuego, a esto se suma la sequía en la zona y la fina vegetación que propicia el aumento de la superficie que es afectada.  

Ayer, el jefe de la Brigada de Incendios Forestales realizó la solicitud de un helicóptero a la regional NOA para que efectúe idéntico trámite a Nación, el mismo será para transportar a los brigadistas que deben caminar por varias horas hasta llegar al lugar e iniciar las tareas.

El responsable de la Brigada comentó sobre la situación que “el domingo ha sido imposible hacer un método directo, solamente trabajamos con el método indirecto y el fuego se sigue propagando hacia el norte, dado que las condiciones climáticas tampoco nos están favoreciendo para el control de las llamas. Tenemos el problema de la sequía, hay mucha vegetación fina, constantemente sin humedad y cada día que avanza el incendio nos damos cuenta de que es más difícil controlar por eso tratamos de ingresar nuevamente”.

En diálogo con Radio Nacional,  Velárdez se refirió también a las condiciones climáticas, al respecto explicó: “Si bien tenemos un pronóstico favorable si es que ingresa el frente frío el jueves, allí va a bajar la temperatura y va a haber un incremento de humedad en la zona. Se espera que haya algún tipo de precipitaciones que van a colaborar a que se controle el incendio. Llevamos 64 días sin precipitaciones en la provincia y eso no ayuda con los focos ígneos”.
Sobre la posibilidad de controlar el fuego, Velárdez dijo que “estamos tratando de controlarlo, si uno se ubica en la parte geográfica de un mapa sobre la sierra de El Gracián, tiene un frente casi de 6 kilómetros, poder trabajar en lo que llamamos la cabeza es lo que vamos a hacer. Después tenemos las laderas este, que están mirando hacia la zona de Palo Labrado, Amadores, La Merced, hay varios sectores que los denominamos flancos, allí vamos a tratar de  cortar y después empezar a trabajar en estos flancos”.

En relación con la solicitud del helicóptero, el jefe de la Brigada afirmó que “ya hemos hecho un pedido al Regional del NOA a fin de que solicite a Nación el apoyo de un helicóptero para a transportar a los combatientes, poder contar con la aeronave ya que se posaría sobre la cumbre dejando a los brigadistas para que directamente trabajen sobre el incendio. Estamos convocando a bomberos voluntarios para hacer un recambio de personal porque no se puede estar cuatro cinco días con el mismo personal sin renovarlo, ya que corremos riesgo de que haya un accidentado”.