Ministro de Producción, Daniel Zelarayán
Ministro de Producción, Daniel Zelarayán

La suba del dólar, el efecto inflacionario que esto produce y el incremento para el servicio de energía plantean un panorama preocupante en la industria local.

Sucede que dentro del costo de producir en Catamarca, la mitad va destinado al pago de la energía.

En números, se estima que una industria “importante” radicada en la provincia desembolsa aproximadamente 4 millones por periodo.

Así  lo planteó el ministro de Producción, Daniel Zelarayán. El funcionario comentó que para la industria local la tarifa “es el mayor costo”.

Ministro de Producción, Daniel Zelarayán
Ministro de Producción, Daniel Zelarayán

“Más del 50 por ciento es el costo de acuerdo a la industria”, acotó, aclarando que el incremento del servicio “es algo a nivel nacional” y que ello se ve reflejado en “la facturación el mayor incremento”.

De esta forma, el titular de la cartera productiva estimó que “una industria importante en Catamarca paga alrededor de 4 millones” en concepto de pago de energía y por periodo.

Lógicamente, según dijo al programa radial Nuevos Tiempos, esta situación plantea un “panorama preocupante” para la industria radicada en la provincia.

Es que, además del incremento tarifario, se suman otros factores, como el incremento del dólar “que no estaba previsto” o la apertura a las importaciones. Sobre el incremento de la divisa norteamericana, Zelarayán manifestó que “ni el más pesimista del gobierno nacional pensaba en estos valores”, situación que “realmente pega muy fuerte en lo que es la industria”.

El contexto plantea “un manto de un duda” donde “tenemos que ver en estos días con el cambio de la divisa qué acciones se toman y cómo se estabiliza para el bien del mercado”.

En esta línea, el ministro contempló que se debe “buscar un dólar competitivo para la industria local” pero al mismo tiempo una protección. Sucede que “hoy, con el avance de las importaciones, destruyen el merado interno”.

“Lo hablamos con los industriales. No es tanto el mercado externo sino el interno, que con la gran cantidad de importaciones y la falta del mercado interno deja a las industrias radicadas en las provincias una pérdida de mercado, stockeadas y sin ganancias”, dijo el ministro.

Finalmente, el funcionario mencionó que “el sector industrial en algunas empresas está pasando por una etapa muy crítica”, fuera de empresas “muy puntuales”.