Pablo Angelina fue condenado ayer en la Cámara Penal Nº1 por el delito de amenazas, las que esgrimió en contra de su madre. El juez determinó una condena de 2 años y 8 meses de prisión para el hombre, quien ya cumplió una larga condena por el femicidio de su ex, Belén Galetto y que sigue siendo investigado en Brasil por la muerte de Luciana Farías, su última esposa.
A su vez, fue absuelto por los delitos de desobediencia judicial y encubrimiento.
Con respecto a esto, El Esquiú.com dialogó con la madre de Luciana, Cristina Saed, quien expresó que “la Justicia es un mamarracho, lo de antes y lo seguiré diciendo hasta que me demuestre lo contrario, pero no sucede. No puedo entender que lo absuelvan por desobediencia judicial. Él estuvo prófugo de la Justicia y fue arrestado en Tucumán”, recordó, agregando que “esta persona no es un ladrón de gallinas y teniendo en cuenta lo que ya lleva preso, saldrá libre en 1 año y 4 meses, no le queda nada para cumplir”, se quejó.
La mujer manifestó, asimismo, que “estoy mal, molesta y angustiada, pensando que seguramente mañana lo premiarán por su conducta y saldrá antes de tiempo”, do, además apuntando contra la Fiscal Miriam López, quien estuvo a cargo de esta causa.
“No voy a bajar los brazos”

A su vez, con respecto al estado actual de la investigación que se lleva adelante en el vecino país, la progenitora indicó que la causa sigue abierta y es llevada adelante por abogados a los que contrató en ese lugar para que prosigan con la misma.
“Ha habido inconvenientes, se extravió la planilla de antecedentes y eso trajo demoras, pero puedo decir que la Justicia allá tampoco funciona, ya que hace 2 años y 4 meses que perdí a mi ha y no puedo tener justicia”, manifestó con tristeza.
Saed, asimismo, se quejó porque en enero de 2018 denunció haber recibido amenazas por parte de Angelina, pero pese a esto, ello no fue tomado en cuenta por la Justicia y nunca fue llamada a declarar.

Pablo Angelina
Pablo Angelina

“Me escribían de una cuenta de Facebook a nombre de una tal Rosa Luque y yo hice la denuncia pero me la tomaron como si fuera en contra de autores desconocidos y no es así”, aseguró. “He esperado y no me han tenido en cuenta, no les importo”, se quejó la mujer, asegurando que con relación a la causa que lo investiga por la muerte de su ha “no voy a bajar los brazos hasta el mismo día del juicio final”.
Cabe recordar que Angelina, condenado por asesinar a su expareja, salió en libertad y se casó con Luciana, con quien se fue a vivir a Brasil. La jovencita apareció sin vida en circunstancias poco claras en el domicilio que compartían y la investigación sigue abierta en el vecino país.