Esta semana las principales plataformas online se han teñido de negro para recibir una fiesta importada de Estados Unidos que ya se ha hecho muy popular también en nuestro país: el Black Friday inunda todos los comercios y las en teoría suculentas ofertas tratan de cegarnos… pero debes tener cuidado con dónde haces clic con tu ratón.

Es de sobra conocido por todos que los malos de internet esperan a este tipo de eventos para hacer de las suyas, así que si no quieres llevarte un disgusto estos días lo mejor es que sigas una serie de recomendaciones básicas para sobrevivir al Black Friday sin ponen en juego tu privacidad y la seguridad de tus datos.

Imagen de la app Amazon Shopper Panel.

En primer lugar, lo fundamental: desconfía de los súper chollos que te llegan sin que los hayas pedido, es decir, “si te llega al correo electrónico el anuncio de un producto rebajadísimo por el Black Friday de un vendedor que no conoces, cuidado”, advierte Pedro Clemente, especialista en Cloud y Ciberseguridad en Hiberus Tecnología.

Siempre debes verificar la procedencia de estos mensajes, para lo cual en muchos casos bastará con echar un vistazo a la dirección de correo que los remite. Si es rara, muy larga, con un dominio con muchas letras y números, sin sentido… que te salten las alarmas. “Esto es una comprobación muy sencilla que todo el mundo puede hacer y que lleva menos de 5 segundos”, añade Clemente.

¿Dónde comprar? Desde luego, lo mejor es ‘fiarse’ de los viejos conocidos del ecommerce: “Es mejor utilizar plataformas como Amazon o AliExpress, pero siempre con cautela porque ahí también puedes encontrarte sorpresas”, indica el experto, que recomienda leer a fondo la descripción del producto, mirar las fotos y, sobre todo, chequear los comentarios, especialmente los negativos.

“Hoy en día tener comentarios positivos de tu producto es muy fácil, existen muchísimas y muy diversas técnicas para comprar buenas valoraciones, por eso hay que ir siempre a los malos o a los que peores puntuaciones dan: esos no te van a mentir”, subraya Clemente.

La inauguración del Singles Day 2020 ha sido este martes.

Si es posible, busca la procedencia de la web que te vende el producto. “No es difícil, a veces basta con mirar la dirección en la página y buscar después en Google Maps… si estás comprando materiales para tu impresora 3D y te sale una panadería en Alemania como lugar de venta, ahí algo raro hay”, comenta.

En el caso de Amazon, destaca, lo mejor es que te decantes por los productos Prime, porque ofrecen cierta garantía frente a los vendedores externos. “Normalmente, si te ves envuelto en una estafa en Amazon relacionada con terceros –markets externos-, finalmente conseguirás que se te devuelva el dinero, pero probablemente pasarás por una odisea de correos y reclamaciones”, informa el especialista en Ciberseguridad de Hiberus.

¿Y los pagos? Asegúrate de utilizar formas de pago seguras, comprobar que tienen certificados de confianza, no salirte nunca de las plataformas oficiales pagando a cuentas que ‘un vendedor’ te envía por mensajería o por un chat… “Yo recomiendo usar PayPal para hacer compras online, es un servicio que ofrece muchas ventajas, entre otras permite bloquear pagos si hay un problema”, indica Clemente, que desaconseja por encima de todo pagar con una cuenta bancaria.

Algunas buenas prácticas de ciberseguridad extra

El experto ofrece algunos consejos fundamentales a la hora de comprar por internet, sea cual sea la fecha en la que compras, pero especialmente cuando estés buscando ofertas por el Black Friday.

Por un lado, las contraseñas siempre deben estar lo más actualizadas posibles y debes procurar que sean independientes a otras páginas.

En el Amazon Prime Day de 2019, celebrado el mes de julio, se vendieron más de 175 millones de productos.

Por otro lado, en la actualidad existen numerosas herramientas externas con la que puede controlar cómo ha ido variando el coste de un producto, comprobando así si es verdad que esa súper oferta que te están ofreciendo es una ganga o si la plataforma en cuestión se ha dedicado a inflar el precio las últimas semanas para bajarlo después y decir que es un chollo del Black Friday.

Finalmente, aunque la actual situación sanitaria hace difícil que vayas a usarlas esta semana, nunca compres desde una WiFi pública. “Es muy fácil ‘hackear’ este tipo de redes y, si lo hacen y tu estás haciendo una transacción, se podrán hacer con tus datos financieros”, concluye Clemente.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.