Cada vez son más las personas que se preguntan cómo las redes sociales conocen nuestros gustos y nos anuncian productos referentes a ello o por qué enseñan unos contenidos específicos frente a otros. La respuesta a todas esas incógnitas se encuentra en los algoritmos de las redes sociales.

Estos algoritmos son un conjunto de normas de programación que contienen las aplicaciones que determinan que una publicación se muestre mucho o que no se la enseñe a casi nadie. Asimismo, a través de ellos, una red decide a quién y cuando ofrecer dicha publicación a los usuarios.

Por hacer una comparación, los algoritmos de las redes sociales son como aquellos que deciden que temas van en portada en un periódico y cuáles tendrán únicamente un breve espacio. De este modo, se elige qué posts se muestran más y cuáles menos en función a la respuesta que se recibe del público.

Si el usuario quiere que su publicación sea muy vista, es importante que tenga en cuenta la influencia de los algoritmos en su estrategia en redes sociales. Sin embargo, tampoco debe dejar de lado la calidad de su contenido. De nada sirve que un post se vea mucho si el contenido no es del agrado de los seguidores.

En esta publicación, explicaremos qué hay detrás de los contenidos que las redes sociales más famosas nos muestran. ¿Cómo son los algoritmos de nuestras aplicaciones favoritas?

Instagram

El inicio de Instagram muestra preferentemente a personas con las que más se interactúa.
El inicio de Instagram muestra preferentemente a personas con las que más se interactúa.
Piqsels

A través de un artículo en el blog de Instagram, se detalló cómo la app ordenaba en el inicio las publicaciones. En este apartado, los usuarios suelen ve los contenidos que añaden a la red social las personas que sigue. Sin embargo, hay excepciones: los anuncios publicitarios.

Con el objetivo de mostrar lo que la gente quiere ver, Instagram afirma que se fija en numerosas “señales”. Entre ellas están las siguientes:

  • La información sobre la publicación: desde dónde se ha publicado y cuándo, cuántos ‘me gusta’ está recibiendo, etc. 
  • La información sobre quién lo publicó: cuántas veces la gente ha interactuado con esa persona, cuántos seguidores tiene, etc. 
  • La actividad del usuario: así Instagram conoce si la publicación en sí podría o no interesarle. 
  • La interacción entre la persona que publica y quien recibe dicho contenido: a través de comentarios en otras publicaciones, de ‘me gusta’, de si se mete en su perfil o de chats por privado.

Aparte de la versión oficial de Instagram, una organización alemana llamada AlgorithmWatch hablaba de la posibilidad de que el algoritmo de esta red social ofreciese preferentemente contenido de chicas en ropa interior o bikini y a chicos con el torso desnudo. Según su publicación, esto se hacía incluso si no se había interactuado anteriormente con esos usuarios.

TikTok

TikTok se basa en los datos básicos y en las acciones del usuario.
TikTok se basa en los datos básicos y en las acciones del usuario.
Aaron Yoo / Flickr

Esta plataforma disparó aún más su uso en 2020 y, desde entonces, se trata de una de las redes sociales más famosas en el mundo. En una entrada en su blog, explicó cómo funcionaba su apartado de recomendaciones ‘Para ti’.

Según cuenta TikTok, el algoritmo se basa en los datos básicos del usuario para mostrarle contenido personalizado. Además, también utiliza otra información, como los ‘me gusta’, los usuarios con los que más se interactúa, los temas que se suelen compartir, los que se buscan, aunque no se compartan, etc.

Por otra parte, TikTok también habla de datos “secundarios”. Ahí están los hashtags que el usuario usa, la música o audios que emplea, si se queda hasta el final de un vídeo o si desliza hacia abajo antes… Con todas estas acciones, TikTok crea un perfil de cada usuario y lo utiliza para mostrar cierto contenido o publicidad.

Una reciente investigación de The Wall Street Journal se descubrió que esta aplicación es capaz de crear perfiles de la gente con muchísima más rapidez que otras plataformas. Para ello, crearon un centenar de cuentas automatizadas que consumían contenido todo el rato.

Pese a lo que la red social diga, TikTok ha sido protagonista de multitud de polémicas. Según The Intercept, la aplicación pidió a sus moderadores que limitasen la visibilidad de personas “feas” o “pobres”. Además, Netzpolitik aseguró que escondían vídeos de personas con discapacidad.

Twitter

En Twitter se pueden ver los temas e intereses que consideran que son del agrado del usuario.
En Twitter se pueden ver los temas e intereses que consideran que son del agrado del usuario.
Pixabay

Esta red social no ofrece muchas explicaciones sobre cómo funciona su algoritmo. Según Twitter, los tuits que aparecen en el inicio se deben a interacciones pasadas o a intereses del usuario.

Sin embargo, la plataforma ofrece la posibilidad de que el usuario escoja la opción de ‘Mostrar tuits destacados primero’. De este modo, muestra las publicaciones de cuentas con las que se interactúa más habitualmente, ya sea dando ‘me gusta’, retuiteando o comentando.

Para conocer qué categorías considera Twitter que interesa a cierto usuario. Únicamente se debe seguir una serie de pasos: ‘Configuración y privacidad’ > ‘Privacidad y seguridad’ > ‘Contenido que ves’. Allí, ofrecen dos apartados: ‘Temas’ e ‘Intereses’

Facebook

Facebook recibe muchas críticas por su algoritmo.
Facebook recibe muchas críticas por su algoritmo.
Pxfuel

Esta red social es una de las más antiguas que todavía sobreviven a día de hoy. Su origen se remonta a 2004 y, desde entonces, no ha recibido muchas críticas sobre el funcionamiento de sus algoritmos de recomendaciones.

Facebook facilita en cada publicación que muestra a los usuarios la posibilidad de explicar el porqué se está viendo eso. Entre los motivos se encuentran la interacción con esas personas, páginas o grupos; la interacción con un contenido específico similar; o por su popularidad en la red.

Con respecto a los anuncios, Facebook también ofrece la función de conocer por qué muestran determinado anuncio. Generalmente, se debe a si el usuario ha hecho clic antes en una publicación del anunciante.

YouTube

Si seguimos la reproducción automatizada, YouTube acaba llevando al usuario a contenido violento.
Si seguimos la reproducción automatizada, YouTube acaba llevando al usuario a contenido violento.
Piqsels

Los algoritmos de esta plataforma son unos de los que más incógnitas plantean. Una de las razones por las que genera tanta intriga es que, según algunos estudios, si un usuario ve los vídeos que YouTube ofrece en su reproducción automatizada, finalmente acaba en contenido con desinformación o con imágenes violentas.

Pese a la polémica que esto pueda suscitar, YouTube asegura que analiza las “señales” sobre la actividad del usuario. Entre los datos recopilados, se encuentran los vídeos que visualizamos, si lo vemos entero o lo cortamos a mitad, las búsquedas que realizamos, etc.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.