Las mayoría de los gobiernos provinciales hicieron conocer su disconformidad por el paquete dado a conocer por el Gobierno nacional, que incluye la baja del IVA a algunos alimentos, la suba de los mínimos no imponibles al impuesto a las Ganancias y la reducción en el pago del monotributo, que terminará impactando de lleno en las arcas de esos distritos.

En el caso de Catamarca, el Ministerio de Hacienda de la Provincia estimó que las arcas provinciales se verán afectadas hasta fin de año en aproximadamente 1.000 millones de pesos. Esto se debe a que estos impuestos forman parte de la masa coparticipable que se reparte entre todas las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Teniendo en cuenta las cifras estimadas por la Provincia y para dimensionar cuál es realmente el impacto que una medida disminución de este tipo puede tener, LA UNION hizo un cálculo de cuántas viviendas se podrías construir en Catamarca con ese dinero.

Para esto, se tomaron en cuenta los valores de las casas construidas por el IPV (Instituto Provincial de la Vivienda) al mes de junio. Es que en esa fecha fue el propio director del organismo, Dante López Rodriguez, quien al hablar de la redeterminación de precios que se reclamaba al Gobierno nacional explicaba que mientras a comienzo de 2016 el costo de las viviendas era de 350.000 pesos, en junio de este año el precio había escalado a 1.500.000 pesos.

Al hacer el cálculo, nos encontramos que con los 1.000.000.000 millones de pesos que la Provincia perderá por la caída que tendrá la coparticipación, en Catamarca se podrían construir 666 viviendas. Estamos hablando de casi el doble de las 320 casas que el Gobierno provincial anunció que construirá en Valle Chico con fondos propios.

Cabe aclarar que de junio a esta fecha, los costos por vivienda seguramente se incrementaron, pero de igual manera, con ese dinero las casas que se podrían construir superan las 600.

Otro punto a tener en cuenta es que la comparación realizada es solo meramente ilustrativa y no significa que esta merma denote que la Provincia tenía presupuestado construir más de 600 viviendas y que por el recorte no las podrá llevar a adelante.

Las pérdidas de las provincias, por los cambios en ganancias y monotributo

Es de 51.800 pesos el monto de la fuerte caída en los envíos de la Coparticipación Federal de Impuestos que manejan por estas horas los titulares de las carteras económicas de las provincias, y refleja en rigor solo el rebote de la primera tanda de medidas, las del Decreto 561/2019, que achica la torta de coparticipación a repartir:

– Por la suba del 20% del piso y la deducción especial del pago del Impuesto a las Ganancias, los gobernadores cederán hasta fin de año unos $ 40 mil millones.

– Por la reducción del 50% en los anticipos de los autónomos hasta fin de año, resignarán unos $ 10 mil millones y

– Por la exención del pago del componente impositivo de septiembre para monotributistas, dejarán de percibir unos $ 1.800 millones.