En medio de la pandemia por COVID-19, tanto la Municipalidad de la Capital como el
Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) trataron de llegar a un
acuerdo salarial, pero al no darse un salida al conflicto, desde la entidad gremial se
pidió una conciliación obligatoria para poder cerrar en el ámbito de la dirección
provincial de Inspección Laboral un incremento salarial.
Si bien el proceso conciliatorio inició, tras la primera reunión éste se suspendió por
los casos de coronavirus registrados. Sin embargo, las conversaciones continuaron e
inclusive avanzaron, a tal punto que en la jornada de ayer se rubricó un acuerdo
salarial entre el SOEM y la Capital.

Gustavo Saadi
Gustavo Saadi

Según se conoció, gremio y Ejecutivo Municipal alcanzaron un acuerdo en el marco
de las negociaciones paritarias, y para dejar constancia del entendimiento se firmó un
acta que establece una mejora salarial de 3.500 pesos no remunerativo y no
bonificable para todos los trabajadores comprendidos entre las categorías 1 a 11 que
se rigen por la Ordenanza Municipal N° 1368/86 E.O.E.M. y sus modificatorias, y
incremento se incluirá en la liquidación de sueldos a partir del mes próximo, de
manera que los trabajadores lo percibirán junto con los sueldos correspondientes al
mes de octubre. Este monto se suma a los 2.000 pesos dados a principio de año
como adelanto de paritarias.
Culminadas las negociaciones, firmaron el acta por parte de la institución gremial el
secretario adjunto Luis Álamo, y por la Municipalidad, el intendente Gustavo Saadi,
entre otras autoridades.
Compromisos
Por otra parte, la comuna capitalina se compromete a duplicar los conceptos
abonados de asignaciones familiares a partir del cobro de los haberes devengados
desde el mes de octubre de 2020 y el SOEM se compromete a dejar sin efecto las
medidas de fuerza que habían sido suspendidas mediante la Conciliación Obligatoria
dictada por la dirección de Inspección Laboral a partir de la firma del presente.