El director ejecutivo de la Agencia de Recaudación Catamarca (ARCA), Raúl Cipolletti, se expresó con relación a la determinación de deudas de canon minero de concesionarios de minas de primera y segunda categoría ubicadas en la provincia, que permanecieron sin modificaciones durante varios años y que ahora serán fiscalizados.

El funcionario explicó que como consecuencia del “accionar tardío o la inactividad de quienes tienen la responsabilidad de fiscalizar el cumplimiento de las obligaciones que claramente surgen de las concesiones otorgadas”, en este caso el Juzgado de Minas, “se generaron deudas millonarias por parte de personas humanas y jurídicas”.
En esa línea, destacó que del informe preliminar con datos recabados por el Ministerio de Minería, surge que al menos cinco concesionarios de minas de primera y segunda categoría registran deudas impagas con sumas superiores a los 19 millones de pesos cada uno. En total, estos cinco concesionarios suman más de 103 millones de pesos de deuda.
“En la búsqueda de cumplir con la finalidad que por ley de creación se le asigna a la ARCA, hemos detectado un problema grave en materia de recaudación del canon minero. Esto activa el proceso decisorio para reencauzar la situación y lograr la regularidad mediante la intimación al pago de deudas y la declaración de la caducidad de los pedimentos o concesiones según corresponda”, aseguró Cipolletti.
En este sentido, el funcionario destacó que “Catamarca ha avanzado enormemente en materia de producción minera y esta clase de hechos son los que nos retrasan y amenazan con colocarnos a la retaguardia de las posibilidades de inversión, por esta razón el firme propósito de gestionar ágilmente para crear un clima de justicia, equidad y seguridad jurídica para atraer al potencial inversor”.
Posteriormente, explicó que las concesiones en cuestión involucran la potencial explotación de litio, potasio, boratos, carbón mineral, boro, cobre, oro, cuarzo aurífero, azufre feldespato, hierro y topacio, implicando una gran oportunidad para el desarrollo provincial.
“Estamos hablando de recursos económicos que le corresponden a Catamarca por la explotación del suelo, que es un recurso no renovable. Recursos que si se hubiesen percibido en tiempo y forma se podrían haber destinado a inversiones en obra pública, infraestructura de salud y servicios en el marco de un evento histórico sin registro como
es la pandemia de COVID-19”, aseguró.
Cipolletti, además, resaltó “la visión de trabajo en equipo” del Gobierno provincial que, actuando en forma conjunta con el Ministerio de Minería, a cargo de Fernanda Ávila, “se ha logrado recabar información valiosa que permite dimensionar una problemática que genera un perjuicio concreto a la comunidad por las oportunidades desaprovechadas”.
El director ejecutivo de la Agencia de Recaudación Catamarca (ARCA), Raúl Cipolletti, se expresó con relación a la determinación de deudas de canon minero de concesionarios de minas de primera y segunda categoría ubicadas en la provincia, que permanecieron sin modificaciones durante varios años y que ahora serán fiscalizados.

En este sentido, resaltó que la información oficial da cuenta de 2.346 minas de primera y segunda categoría, de las cuales al menos 1.150 presentan deuda del canon minero y están en proceso de caducidad.
“Esta fiscalización preliminar recién comienza, pero con la información que todavía estamos recabando podemos referir un total que supere los 500 millones de pesos en deudas de canon minero. Esta es una suma de extraordinaria importancia que podría financiar bienes que demanda la comunidad como por ejemplo una represa, una ruta provincial pavimentada completa, un puente, o varios hospitales para el interior de la provincia”, aseguró Cipolletti.