Por lo general se buscan móviles con grandes pantallas y, por lo tanto, de mayor tamaño. En contraste, en el mercado hay opciones en el otro extremo. Al pensar en móviles diminutos vienen a la memoria los sorprendentes Zanco Tiny T1 y T2, no obstante con 2G y 3G, respectivamente. ¿Y que resulten más operativos en ese sentido? Aquí aparece el Jelly 2, según sus creadores el más pequeño del mundo con 4G y Android 10.

Como en los casos antes citados, el Jelly 2 tiene su origen en una campaña de crowdfunding en la plataforma Kickstarter, método de financiación en el que se apoya la marcha china Unihertz, que desde 2017 ha lanzado de este modo el primer Jelly y los modelos Atom (un rugerizado), Titan y Atom XL. En este marco, su última apuesta cuesta 159 dólares (137 euros al cambio). Superada la meta económica necesaria, los planes pasan por empezar los envíos en diciembre.

Imagen indicativa del tamaño mini del Jelly 2
Imagen indicativa del tamaño mini del Jelly 2
(Unihertz)

El Jelly 2, de las dimensiones de una tarjeta de crédito, pesa 110 gramos y se caracteriza por una pantalla de 3 pulgadas (resolución 480 x 854), panel que integra una cámara para selfis de 8 megapíxeles, un sensor trasero de 16 MP y por una batería de 2.000 mAh.

Llamativa configuración

Este vidrio mejorado es capaz de resistir una caída de dos metros sin romperse.

Funciona mediante el procesador Helio P60 de MediaTek, contempla la tecnología NFC para realizar pagos móviles e incluye el lector de huellas en la trasera. Llama la atención su configuración de 6 GB de RAM + 128 GB de almacenamiento interno (capacidad ampliable con tarjeta microSD).

Este móvil mini entraña un salto respecto al Jelly primigenio. Así lo reflejan los elementos clave de su antecesor: pantalla de 2,45 pulgadas (resolución 240 x 432), cámara de 8 MP, frontal de 2 MP, batería de 950 mAh y 2 GB + 16 GB. Se regía por Android 7.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.