Ayer por la tarde, en la Unidad Judicial N° 9, se contretó la indagatoria al secretario general del SOEM, Walter Arévalo, luego de que fuera detenido y alojado en la Comisaría de Santa Rosa, en Valle Viejo, por una denuncia de amenazas que realizó en su contra el secretario de Salud, Desarrollo Humano y Políticas Sociales del municipio capitalino.
En la indagatoria, Arévalo fue notificado de la imputación en su contra por dos hechos de amenaza y el gremialista se abstuvo de declarar. De acuerdo a la informado por su abogado Miguel Sarli, el sindicalista podría recuperar la libertad en la jornada de hoy, aunque no se descartaba que pudiera concretarse anoche. Por esta posibilidad, los integrantes del SOEM continuaban en la vigilia, en frente de la comisaría.
En diálogo con LA UNIÓN, Sarli explicó que el fiscal imputó a Arévalo por dos hechos diferentes y negó que se hayan tratado de amenazas.  “En el primer hecho, hay un claro error, que es que, supuestamente, Natella indica que un WhatsApp del 30 de julio, de hace 15 días atrás, le generó temor a él porque lo consideró amenazante. Recién ahora se acordó, es medio difícil de explicar eso”, señaló el letrado.

Walter Arevalo, SOEM Catamarca, SOEM
Walter Arevalo, SOEM Catamarca, SOEM

En esa línea, añadió que “primero, el mensaje no es una amenaza y segundo, ese WhatsApp es un mensaje de una larga conversación, pero Natella no mostró el resto de los mensajes en donde Arévalo termina diciendo ‘mirá que después de todo esto vamos a terminar siendo amigos’. O sea, es una charla que de ninguna manera se la puede considerar amenazante”.
A su vez, el abogado señaló que luego de esa comunicación,  el gremialista y el funcionario municipal “se volvieron a juntar en numerosas ocasiones, inclusive a charlar frente a frente dentro de las oficinas de la municipalidad y en la calle Sarmiento. Hubo varias reuniones por este tema, por lo cual si se hubiera sentido amenazado, no hubiera asistido a esas reuniones”.
El otro hecho por el que fue imputado Arévalo fue la protesta que organizó en inmediaciones de la casa de Natella. “Ahí hay una cuestión muy errónea porque el fiscal ubica como que la protesta era en frente de la casa de Natella, cuando todos sabemos que la protesta estaba a 80 metros de la casa porque la Infantería no dejaba que la protesta se acerque a la casa de él, con lo cual la protesta no puede, de ninguna manera, haber ocasionado una situación de amenaza a Natella”, señaló.
Por último, Sarli dijo que, en las próximas horas, analizaría realizar una contradenuncia contra Natella y otra presentación contra el fiscal, Horacio Brizuela. “Vamos a analizar la posibilidad de que Natella haya incurrido en el delito de falsa denuncia y estafa procesal y, si consideramos que esto es así, vamos a proceder a denunciarlo el martes. Y vamos a analizar con mucho cuidado la actuación del fiscal. Creemos que puede haber incursionado en el delito de privación ilegítima de la libertad o en un abuso de autoridad o incumplimiento de los deberes de funcionario público”, indicó.