Siguiendo con sus actividades en el Oeste provincial y luego de haber pasado por
Tinogasta; el gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, acompañado por el
vicegobernador Rubén Dusso, el senador José Carrizo, los diputados nacionales
Silvana Ginocchio y Dante López Rodríguez, los intendentes Julio Taritolay, Guillermo
Ferreyra y Juan Pablo Sánchez, además de las autoridades parlamentarias, llegó
hasta Antofagasta de la Sierra.
El desembarco del equipo de gobierno en la villa de Antofagasta se dio tras una
extensa travesía de 11 horas desde la localidad fiambalense de Punta del Agua,
pasando por Las Papas y parte de la baja puna antofagasteña para desembocar en
el Campo de Piedra Pómez y posteriormente en la cabecera departamental. En el
camino, Raúl visitó el reservorio natural de aguas termales “Los Hornitos”.
Ya en la villa de Antofagasta, el gobernador Jalil y el equipo de gobierno dejaron
formalmente habilitado el reservorio de agua construido en la zona noroeste de la
villa. La obra, financiada a través de un fideicomiso con aporte de la empresa minera
Livent, cuenta con un espejo de agua de casi media hectárea y tiene la capacidad de
almacenar 9 mil metros cúbicos de agua.
Durante esta visita, Jalil destacó el acompañamiento de los integrantes de su equipo
de gobierno, al tiempo que expresó que “Antofagasta es muy lindo, tiene mucho
potencial”. Asimismo, hizo mención al trabajo realizado por la exgobernadora Lucía
Corpacci: “Inició un camino, un camino en el que yo les pido a todos los
catamarqueños que tengan confianza, que hay que continuar este camino, que todo
emprendimiento turístico, la soja, la minería, todo tiene su impacto ambiental, pero
uno en la vida, como en todo, tiene que buscar el balance”.

Raul Jalil, Antofagasta de la sierra
Raul Jalil, Antofagasta de la sierra

Luego, recordó un encuentro con un vecino de Las Papas (Tinogasta) que le consultó
cuál era el futuro de ellos. “La minería, el turismo, la ganadería y la agricultura”,
respondió Jalil. “Lo podemos hacer, si hacemos en forma responsable todas esas
actividades”.
“Tengan confianza todos los catamarqueños, que vamos a ser responsables, no solo
en el manejo de la minería, sino también en toda actividad que se emprenda en
Catamarca”, enfatizó el Gobernador. “Siempre hay desconfianza, pero los hechos y
las realidades van demostrando que las cosas están cambiando”.
Sumado a esto, Jalil dijo que “si la minería tiene que servir para algo, es para
solucionar los problemas”, como ser el tema del agua.
El reservorio de agua
En cuanto a la obra del reservorio de agua, se compone de una toma sobre Río Pita
que, con una cañería de 1.500 metros de PVC con 110 milímetros de diámetro,
alimentará al reservorio; y una cañería de 3.500 metros de 110 milímetros de
diámetro que alimentará, también, una estación de filtrado para arena y grava
automático y cloración. A su vez, el filtrado contiene una válvula hidráulica de control
con un flotante de corte que vierte el agua sobre una cisterna.
Nuevo dique
Acompañado por el vicegobernador Dusso y el equipo de gobierno, Raúl Jalil lanzó
formalmente el proyecto del dique Paicuqui junto al intendente Julio Taritolay. Este
embalse será ejecutado por el ministerio de Agua, Energía y Medio Ambiente, a
cargo de Alberto Kozicki, con una inversión superior a los 500 millones de pesos. La
locación del embalse está ubicada a 20 km de la villa de Antofagasta, sobre el río
Punilla. El ministro Kozicki destacó en su alocución inaugural que se trata de una
obra a gran escala con nulo impacto ambiental, permitiendo mejorar sustancialmente
el aprovechamiento de los ríos de la región para generar un mejor servicio de agua
potable y agua para consumo ganadero o riego.