‘Una app para gestionarlos a todos’. Ese podría ser el eslogan de la última idea que se le ha ocurrido a la Unión Europea para que su ciudadanía pueda guardar y tramitar sus documentos más importantes y operaciones más cotidianas.

“La nueva cartera digital europea será capaz de gestionar y almacenar de forma segura los detalles de pagos y también permitirá a los ciudadanos de la UE guardar sus contraseñas para registrarse en páginas web gubernamentales y pagar impuestos”, informaban fuentes conocedoras del asunto a Financial Times. Asimismo, podrás llevar en ella tus carnés y tarjetas, como el DNI o el de conducir. No obstante, según dichas fuentes, esta billetera no solo dará acceso unificado a los diferentes servicios públicos, también a los de empresas privadas.

El proyecto para la creación de una cartera virtual “con las claves al gemelo digital” de los ciudadanos europeos no es nuevo: ya había sido anunciado a principios de 2021 por el comisario de política digital de la UE, Thierry Breton.

Anteriormente, en un discurso sobre el estado de la Unión en septiembre de 2020, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, hablaba de una próxima “identidad electrónica europea segura”, una que “cualquier ciudadano pueda usar en cualquier lugar de Europa para hacer cualquier cosa, desde pagar sus impuestos hasta alquilar una bicicleta”. “Una tecnología en la que podemos controlar nosotros mismos qué datos hay y cómo se utilizan”, añadía entonces.

Ahora parece que estamos más cerca de que se haga realidad y que su lanzamiento será inminente, y la propia Von der Leyen afirmaba este martes en su discurso de apertura de la Asamblea Digital 2021 que están “a punto” de presentar su propuesta. “Queremos ofrecer a los europeos una nueva identidad digital. Una identidad que garantiza la confianza y protege a los usuarios online. Estamos a punto de presentar nuestra propuesta. Permitirá que todos controlen su identidad online e interactúen con gobiernos y empresas en toda la UE”.

Nadie debería verse obligado a proporcionar más datos de los necesarios para el propósito en cuestión. Para reservar una habitación de hotel online, nadie necesita saber de dónde soy y quiénes son mis amigos. Con nuestra propuesta, estamos ofreciendo una alternativa a los modelos de las grandes plataformas online. Creemos en una transición digital centrada en el ser humano”, ha subrayado la presidenta de la Comisión Europea.

¿Cómo funciona?

La cartera digital llegará al ciudadano en forma de aplicación. Como es habitual, será recomendable utilizar protocolos de autenticación basados en la biometría para poder acceder a ella: tendrá disponibles lectores de huella dactilar y sistemas de escaneo de retina, entre otros. Su uso no será obligatorio, pero concede mayor seguridad y flexibilidad, dicen los conocedores del proyecto.

Los ciudadanos de los 27 países europeos podrán utilizar la cartera digital como una forma de almacenar sus documentos de identificación, como el permiso de conducir o el DNI, pero también como un servicio a través del cual realizar pagos y hacer tramitaciones.

Para proteger la privacidad, la Unión Europea asegura que evitará que las empresas utilicen los datos obtenidos para fines de marketing y otras actividades comerciales.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.