El sujeto que está sospechado de haber abusado sexualmente de una nena de 12 años que había quedado al cuidado de sus hermanitos tenía dos causas abiertas por ultrajes y por las que nunca había sido enjuiciado.

Fuentes judiciales consultadas por El Ancasti informaron que el sujeto, conocido como David “Cepillo” (56), se abstuvo de prestar declaración en la indagatoria llevada a cabo el martes a la mañana en el edificio de Fiscalía Penal. El hecho está sido caratulado como “abuso sexual simple”.
El fiscal de instrucción en feria, Víctor Figueroa, resolvió la excarcelación y le fijó una caución de 70 mil pesos ya que no cuenta con antecedentes penales computables. La fianza fue cumplida ayer por tres fiadores por lo que el sujeto fue excarcelado. En la planilla de antecedentes del sospechoso figuran dos causas abiertas pero que no pueden ser consideradas como antecedentes computables. La más antigua es de 1993 cuando fue imputado por “violación en grado de tentativa” y la otra es de 2001, por “abuso sexual simple”. En ambas causas fue imputado pero los procesos no llegaron a juicio oral.
El hecho
El caso ocurrió el sábado a la noche en una fábrica abandonada en el departamento Valle Viejo. En ese predio habitan varias familias.
En una de las “habitaciones”, una nena de 12 años había quedado bajo el cuidado de su hermana y sus sobrinos de corta edad hasta que llegara su padre. Sus tíos se habían marchado al hospital para ver a la madre de la víctima, quien estaba internada.
El aberrante hecho sucedió instantes previos a que llegara el padre de la nena. Cuando éste llegó vio salir a su vecino de la fábrica y encontró a su hija llorando debajo de la cama.
Tras lograr calmarse, la pequeña le relató a su padre que fue sorprendida por el sujeto cuando estaba durmiendo y que buscó escaparse pero el sujeto hizo valer su fuerza y la habría llevado hasta su habitación en donde la manoseó nuevamente.
Sus gritos pidiendo auxilio pusieron en fuga al sujeto, quien se marchó del lugar antes de que regresaran los familiares de la pequeña.
El tío de la víctima fue quien radicó la denuncia penal en la Unidad Judicial 10 y la Fiscalía dispuso que sea trasladada al Hospital Interzonal Eva Perón para ser sometida al protocolo de rigor para víctimas de abuso sexual.
El sospechoso fue arrestado horas más tarde luego que personal policial y judicial lograra identificarlo.