Los restos óseos que ayer al mediodía fueron hallados en cercanías de la ruta provincial Nº 4, pertenecerían al abogado desaparecido hace 73 días, Sergio Orce, indicaron fuentes oficiales a El Esquiú.com, aunque aclararon que aún no se terminaron de realizar las pericias científicas que fehacientemente confirmarían su identidad.

Las pistas halladas al lado de los restos y su ubicación, sin embargo, apuntarían a que se trata del letrado que era intensamente buscado desde hace más de dos meses.

Sergio Orce
Sergio Orce

Si bien no se dieron a conocer detalles puntuales del estado del cuerpo, éste estaría en avanzada descomposición y con su ropa desintegrada.

El hallazgo se produjo a la altura del kilómetro 17 de la ruta, a 100 metros del asfalto, pero en una zona de muy difícil acceso, ya que para llegar al lugar, hay que recorrer 50 metros planos y otros sumamente empinados y con una frondosa vegetación compuesta de matorrales y plantas espinosas.

En el día de la fecha, asimismo,  se realizaría un rastrillaje exhaustivo por la zona para comprobar si faltan aún restos y por estos momentos se examinan los hallados, que serán sometidos a las correspondientes pruebas de ADN.

 

Tarjeta verde

Las fuentes informaron que precisamente al lado de los restos, fue hallada la tarjeta verde del automóvil perteneciente al letrado.

Esto sumado a la ubicación donde fue hallado su zapato, durante la segunda semana de septiembre, daría cuenta de que se trata de su persona.

El zapato de Orce, que fue reconocido por su familia, fue encontrado por un perro a la altura del kilómetro 16 de la ruta y sería justamente ese mismo can el que condujo a su dueño hasta el lugar del macabro hallazgo.

 

Perro

Las fuentes indicaron que en la mañana de ayer, el hombre que está a cargo de un parador balneario ubicado en la zona a las orillas del río El Tala -quien también posee su vivienda en el lugar- se comunicó con la Policía luego de que su perro trajera consigo un hueso de gran porte. Según relató a las autoridades, el animal habría estado rechazando el alimento que el hombre le brindaba, lo que le generó sospechas.
El cuidador habría seguido al can hasta el lugar y conociendo que la Policía había estado realizando intensas búsquedas de una persona en la zona, no dudó en llamar a las autoridades. Una vez que se constató que se trataría de restos humanos, se comisionaron hasta el lugar el jefe de Policía, Orlando Quevedo; el secretario de Seguridad, Marcos Denett y personal de las divisiones Homicidios e Investigaciones y Trata de Personas (Sección Investigación y Registro de personas Desaparecidas), a quienes se sumaron efectivos de  Bomberos.
En el día de la fecha se realizaría la autopsia, aunque fuentes judiciales no descartaron solicitar asistencia a especialistas de otras provincias, con más experiencia con restos humanos hallados en la intemperie.