Ale Graue, un actor de doblaje argentino, publicó la semana pasada en sus redes sociales que habían prescindido de él en un proyecto y lo habían sustituido por una voz generada por Inteligencia Artificial (IA). Según explicaba, la voz le recordaba a la que se utilizaba en los vídeos de TikTok.

En una entrevista para 20BITS, Graue explica que llevaba desde el año pasado trabajando en el proyecto: «Básicamente, era un canal de YouTube en inglés que comenzó a doblar su contenido al español neutral, de Latinoamérica«. «El proyecto estaba yendo muy bien –afirma-. Pero vi que subieron un vídeo nuevo y me extrañó porque yo no había doblado nada nuevo. Cuando entré a escucharlo, me di cuenta de que estaba doblado con una Inteligencia Artificial«.

El doblador contactó con la empresa que lo contrataba desde Argentina y le comunicaron que el canal había optado por probar con un sotfware de IA. «Si funciona y los vídeos tienen visitas, lo van a dejar así. Si no les gusta el resultado, darán marcha atrás. Pero por ahora van a seguir por este camino», menciona Graue.

Según comenta el actor de doblaje, la voz que han utilizado resulta muy monótona, lineal y aburrida y resulta extraño, sobre todo porque el personaje que se encargaba de doblar era muy expresivo. Por suerte, el locutor opina que el problema que ha sufrido no llegará al doblaje de ficción, como series y películas. «No creo que el resultado sea del todo bueno -señala-. Pero todo lo que tiene que ver con locución empresarial o institucional, los audiolibros…, que tal vez no requiera tanto del uso de las emociones, podrían empezar a trabajar con ellas [las IAs]».

Cuando el canal de YouTube para el que trabajaba comenzó a doblarse al español, Graue recuerda que muchos usuarios comentaron que ahora podían compartir el contenido con su madre o con su abuela, que no entendían el inglés. El entrevistado por 20BITS considera que el cambio a «un doblaje artificial no es lo mismo que escuchar los vídeos con voces reales» para el público general: «A lo mejor me equivoco y el tiempo me demuestra que no importa. Espero que no sea ese el caso».

«A los actores de doblaje profesionales se nos puede escuchar en un sinfín de productos: en una sala de cine, en Netflix, en un videojuego… y hasta en la megafonía de un vagón del metro -apuntan fuentes de la Asociación de Artistas de Doblaje de Madrid (ADOMA) para 20BITS a raíz de la polémica-. Pero si se trata de abaratar costos, y al final siempre se trata de eso, es más probable que se busque antes una solución alternativa para grabar una locución del tipo ‘Puerta abierta, cierre después de entrar’, que para doblar un Cyrano de Bergerac». 

Los de ADOMA recuerdan que ya recrearon la voz de James Earl Jones como Darth Vader por una IA a través de antiguas grabaciones. Ellos consideran que esta sustitución puede no ser la ideal, pero «sus líneas de guion tampoco han sido nunca demasiado exigentes».

La IA sí que puede servir de apoyo a los dobladores

El uso de la IA podría llegar a presentarse como una ayuda para los actores de voz en vez de como una amenaza para sus puestos de trabajo. Por ejemplo, los de ADOMA recalcan que se está intentando implementar dicha tecnología «como un modo de perfeccionamiento de la técnica». 

«Se habla de la adecuación impecable de las palabras al movimiento de los labios, como si se tratase de un hallazgo novedoso -señalan-. A eso, en doblaje, llevamos casi cien años llamándolo ‘ajuste’, y cuando se sabe, se quiere y se puede hacer bien, el resultado ya es espectacular».

Los de ADOMA reconocen que la IA también puede sustituir a los trabajadores. «¿Qué podemos hacer nosotros? Ofrecer excelencia -comentan-. No todos los doblajes que se hacen son buenos. Un mal doblaje carece de sentido y es indefendible». Sin embargo, habrá casos en los que el abaratamiento de costes pese más que la calidad. 

Los trabajos que la IA ya había quitado

Graue explica que en el mundo del doblaje se trabaja mucho con proyectos independientes y que el canal de YouTube afortunadamente era solo uno de ellos. Sin embargo, reconoce que en su profesión ya había tenido encontronazos con este tipo de tecnologías: «En mi trabajo tengo mucha relación con traductores y traductoras. Muchísimos proyectos de doblaje ya están haciéndose con guiones generados por computadoras».

«Metían los guiones escritos en inglés, los traducían automáticamente al español y eso es lo que nos llegaba a nosotros para trabajar», explica. Según el actor de voz, «el resultado era malísimo porque no había un criterio» y no había nadie que lo supervisara y adaptara. En el proceso de traducción, muchas veces los guiones se modifican para que sean comprendidos en el contexto del país en el que salga. Por ejemplo, un chiste de una polémica estadounidense de la que no se haya hablado fuera de sus fronteras o una frase hecha traducida de forma literal, no tiene mucho sentido en Latinoamérica o en España y los traductores son los encargados de darle un nuevo significado.

¿Te imaginas dibujos animados creados por IAs?

El doblador se imagina un mundo en el que usen inteligencias artificiales para desarrollar guiones de películas, como Sunspring (2016), que Disney no recurriese a ilustradores para crear sus animaciones, etc. Según cuenta, el uso de tecnología para profesiones relacionadas con lo artístico hace que perdamos la última esencia humana que nos queda y seamos cada vez más autómatas. 

[embedded content]

Sin embargo, Graue se rodea de personas que aman el arte y que exige que el ser humano siga interviniendo en el proceso de creación: «Como veo que hay mucha gente que sigue en esa línea, soy optimista, pero me enoja que esto exista [las IAs que reemplazan a trabajadores]».

Hay quien piensa que la sustitución de actores de doblajes por IAs es parte del avance tecnológico. Graue comenta que algunos usuarios han llegado a comparar lo que le ha ocurrido con los puestos de faroleros que se quejaban de que con la llegada de la electricidad les quitaban el trabajo. «Entiendo los ejemplos, pero eso tiene que ver con algo más ‘administrativo’. Puedes reemplazar ese trabajo por otro –opina-. No era alguien con un arte totalmente desarrollado que de repente se borra y se sustituye por otra cosa».

El doblador apela a legislar y decidir en qué sí y en qué no se pueden usar las IAs: «Sino es muy injusto para la gente que hoy en día está entrenando su voz. Porque a lo mejor es un trabajo que ya está extinto en el futuro».

Por su parte, los de ADOMA se muestran positivos. A pesar de que no descartan que la «convivencia» entre dobladores y la IA tenga que darse para una «diversificación de tareas», subrayan que en 2023 se siguen abriendo nuevas salas de doblaje, por lo que todavía queda mucho trabajo de actores de voz por delante.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículo anteriorSan Lorenzo de Alem dio el gran golpe y ya es finalista
Artículo siguienteLa IA y los trabajos que desaparecerán, los que llegarán y el riesgo de plagios, según 5 expertos en ChatGPT y DALL-E
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.