Antes de asumir al frente del Municipio de Los Altos, el intendente electo y actual senador por Santa Rosa, Raúl Barot, ya tiene el primer problema a resolver. En este caso, producto de una decisión del saliente jefe comunal, Rafael Olveira.

Sucede que el Concejo Deliberante de la localidad aprobó una iniciativa enviada por el Ejecutivo municipal con el que se da el alta de 200 contratos.

En diálogo con “Cae el telón” de Radio Ancasti, Barot afirmó que esas contrataciones son ilegales y denunció otras acciones de la administración saliente con la intención de perjudicar su gestión, que aún no comenzó, como por ejemplo la extracción de aires acondicionados del edificio municipal.

“Hoy la preocupación pasa por tener una transición ordenada y llegar al 10 de diciembre donde los empleados de planta permanente tengan el pago de sueldo como corresponde”, sostuvo el actual senador, para luego resaltar que en la última sesión ordinaria del Concejo Deliberante “querían otorgar 200 contratos retroactivos al primero de noviembre”.

En ese marco, dejó en claro que estos nombramientos estarían por fuera de la ley al recordar que “desde el 10 de diciembre de 2020 hay una ley que fue impulsada por el gobernador Raúl Jalil y es el régimen de responsabilidad fiscal municipal”.
“Esta norma establece que desde diciembre del año 2020 no se podía ampliar las plantas permanentes ni transitorias de los poderes ejecutivos municipales”, sostuvo.

Si bien destacó que estos 200 contratos finalizarían el 31 de diciembre, cuestionó al actual intendente al sostener que la intención de estos contratos “es dejar un municipio totalmente desequilibrado y desordenado con la sola intención de causar problemas”.
“A pesar de esta situación, yo atino a que la sociedad tomó una decisión y hay que aceptarla. Yo voy a trabajar para reordenar y reconstruir el municipio”, afirmó.

Barot adelantó que revisará estas designaciones con la intención de “evitar el daño al erario del municipio”, en ese contexto, ratificó que “hay una ley que nos ampara”.

“Más allá de esto, lo que más me duele es que hayan jugado con la necesidad de la gente otorgando contratos truchos y becas, que son todos ilegales”, afirmó a lo que agregó que de la gestión saliente “no se puede esperar otra cosa”.

Más adelante, el senador afirmó que es consciente de que “las cuestiones de transición son muy difíciles”. Así puso como ejemplo lo acontecido en municipios como Valle Viejo y Recreo, que también tuvieron transiciones complicadas. “En estos lugares, lamentablemente, el intendente que se va lo único que hace son medidas para hacer daño al erario municipal y a la nueva gestión”, consideró.

Posteriormente, exhortó a la administración saliente a ser “cautos y responsables” y afirmó que ya informó de esta situación al Gobernador.

Finalmente, sobre este tema adelantó que Olveira y su Gabinete “deberán dar las respuestas judiciales necesarias porque violaron una ley que es clara”.

Renuncia y Gabinete

Para evitar que el proceso de transición empeore, Barot informó que el martes se reunirá con el intendente Olveira en una reunión que fue convocada por el propio Jalil. “La idea es establecer una transición ordenada”, sostuvo.

Posteriormente, informó que el 9 de diciembre renunciará a su banca en el Senado y será reemplazado por Gabriela Ibáñez.
Destacó que el Gabinete que lo acompañará en sus cuatro años como intendente ya está prácticamente diseñado y destacó que todos sus integrantes “son personas trabajadoras”. Sin embargo, dejó en claro que “en su momento se establecerán los cargos que ocuparán” y adelantó que de la gestión de Olveira “no quedará nadie”. Finalmente y su relación con el Concejo Deliberante indicó que espera que garanticen la gobernabilidad, más allá de que no sean del mismo espacio político.