Las intensas precipitaciones registradas desde la tarde del martes generaron que varias poblaciones queden aisladas por la crecida de ríos. El aumento del caudal de los ríos y arroyos provocó que se inhabilite la circulación en rutas de la provincia.
Las localidades de Medanitos en el departamento La Paz, Capayán y Las Papas en Fiambalá, permanecían sin accesos en condiciones por lo que personal de Defensa civil, Vialidad y municipal aguardaba que la situación climatológica mejore para ingresar con asistencia.
Los ríos que atraviesan los departamentos crecieron por las lluvias dejando a las familias aisladas, ante esta situación desde los organismos intervinientes dieron a conocer que han mantenido comunicación con integrantes afectados,  los cuales se encuentran bien.
La situación más complicada se dio en Las Papas, donde el desborde de ríos arrastró cañería de agua y hasta ingresó a las localidades.
En tanto que en Capayán, según dio a conocer la comuna, los ríos Intaco en Las Palmas y San Pedro, en la localidad homónima; crecieron dejando a familias incomunicadas. En San Pedro son 20 familias las que se encuentran en esta situación, por lo se esperará que baje el caudal del agua para que trabajen las máquinas y personal municipal, igual tarea se realizará Las Palmas.
Cazadores de Tormenta informaron que en la ciudad Capital “no nos tocó de lleno ninguna tormenta, pero la lluvia tranquila que se dio nos arrojó un acumulado de 6,6 mm (registro de nuestra estación meteorológica y pluviómetro analógico). Por su parte, en Las Juntas, donde tampoco se dio una tormenta, registramos 8 mm con la estación meteorológica que instalamos el año pasado en esa localidad ambateña”.
Sobre la situación en Medanitos, Martín Castelli, director de Defensa Civil comentó: “Esto es en La Paz, de Casa de Piedra a 40 kilómetros al interior de lo que es la zona limítrofe entre Catamarca, parte de La Rioja y Córdoba. Anoche tuvimos una reunión con el  intendente de Recreo, Roberto Herrera y su equipo de trabajo, donde nos interiorizamos sobre esta situación. En este momento más de 120 milímetros llovió en dos horas, es una zona muy medanosa y con salina por lo que se anegan los caminos”.
En la misma línea, señaló que “el intendente, a través de sus delegados, realizó un relevamiento en todas las familias y no tendríamos mayores inconvenientes más allá del temporal, las familias están bien, sí hay que llevar asistencia alimentaria porque ellos no pueden salir a buscar por el estado de los caminos. Nosotros vamos con un equipo cuatro por cuatro, junto con el municipio, más dos cuatriciclos”.
Consultado sobre el operativo de asistencia, Castelli explicó que “estamos esperando que mejore el clima porque eso nos complica, sabemos que las familias están bien así que eso nos da tranquilidad, apenas mejore lo climatológico estaremos ingresando cualquiera sea la hora. Tienen reserva de agua para bastante, vamos a hacer un refuerzo”.
En la jornada de hoy, el personal que desarrolla tareas de asistencia en las zonas afectadas continuará con los trabajos precisos para llegar a las poblaciones y entregar los elementos necesarios.