Ayer se realizó una jornada para concientizar sobre el uso y consumo del cannabis medicinal, organizada por el Movimiento Nacional Manuel Belgrano, que solicitó que se regule el autocultivo y se reglamente correctamente la Ley aprobada este año a nivel nacional y a la que Catamarca adhirió, para poder ampliar los usos de las variedades del cannabis.

La jornada, realizada en la plaza 25 de Mayo, giró en torno a brindar información y hacer una sensibilización respecto del uso del aceite cannábico para el tratamiento de algunas enfermedades. A nivel nacional se conmemoró el día nacional de la marihuana con una marcha por la normalización del cannabis, en la que distintos grupos pidieron la legalización de la sustancia para fines terapéuticos.

Agrupacion canabica de Catamarca
Agrupacion canabica de Catamarca

Desde el Movimiento valoraron que la Legislatura de Catamarca haya adherido a la Ley Nacional de investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados (Nº 27.350), que establece el uso de un tipo de aceite de cannabis medicinal, y también que el CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) y el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) investiguen futuras aplicaciones medicinales de la planta con otros aceites y otros preparados que se fabrican y se conocen en otros lados pero que todavía no han sido científicamente probados.

A su vez destacaron los beneficios del uso medicinal del cannabis para el tratamiento de enfermedades como el HIV, esquizofrenia, diabetes, artritis, trastornos del sueño y del hambre, como paliativo para personas con cáncer y que hacen quimioterapia, como también para el tratamiento de los espasmos.

Así remarcaron la importancia de la regulación del autocultivo, Es que uno de los problemas es que la Ley estipula un solo tipo de aceite (Charlotte’s web) que es para la epilepsia refractaria, pero hay 10 o 12 variedades que se podrían aplicar para muchas enfermedades más.

El problema es que este aceite es importado y en Argentina se podría producir 10 o 15 veces más barato. Por último pidieron que la Ley sea reglamentada por completo.